Los comerciantes de O Castrillón piden ampliar el plazo para que las terrazas ocupen espacio de estacionamiento

El bar Royse es uno de los establecimientos que habilitaron una terraza | quintana
|

La Asociación de Comerciantes de O Castrillón, Eirís y Monelos (Acocem) trabaja a contrarreloj para que los establecimientos hosteleros de estos barrios puedan salir adelante pese a las restricciones decretadas por la Xunta este mismo mes. El viernes enviaron por registro una solicitud al área de Urbanismo del Ayuntamiento para pedir que se amplíe el plazo de la instrucción que permite regular la instalación de terrazas en plazas de aparcamiento, aprobada a finales de junio de 2020 y que estará en vigor hasta el próximo 15 de septiembre. 

La situación desde que se permitió aprovechar estos espacios para habilitar terrazas en el área representada por Acocem es de satisfacción en el sector. Uno de los motivos expuestos en la petición es que, pese a que estos barrios carecen de aparcamientos públicos y que el déficit de plazas de aparcamiento es muy notorio, el número de plazas de estacionamiento perdidas en superficie es muy poco significativa. Además, tal y como ya explicaron desde la asociación en un email enviado el 11 de mayo al Ayuntamiento, las calles de estos distritos coruñeses son muy estrechas, por lo que era imposible disponer de terrazas. Una medida que relacionan también con el objetivo del propio Gobierno local de ganar espacios destinados al peatón.

Ahora, con las nuevas limitaciones que sufre el sector de la hostelería, como la reducción de aforo interior al 50% y la no utilización de las barras, las terrazas son la “única” salida para paliar las pérdidas que todo ello conlleva. En el barrio de Eirís, hasta la fecha, un local se ha sumado a esta iniciativa. En la calle de Rafael Bárez, otro, al igual que en Rafael Dieste, Fariña Ferreño, José María Hernansáez, Merced y Javier López López. En Monte das Moas la cifra aumenta hasta los tres establecimientos.

Acera de un metro
Uno de los locales que optaron por habilitar una terraza en su exterior ocupando espacio de estacionamiento es el bar Royse, en la calle de Vicente Aleixandre. “Comenzamos tarde, aproximadamente el 12 de agosto, pero es una medida que viene muy bien ahora mismo por las restricciones de aforo interior, ya que es una salida y una opción diferente”, cuenta Rodrigo, el propietario. Expone, además, el miedo que tienen los clientes a entrar en el interior de los locales, además de que en la terraza no ha habido ningún tipo de incidente por parte de nadie. 

La acera que rodea este establecimiento mide poco más de un metro, por lo que antes de esta iniciativa del Gobierno local no disponían de ninguna mesa en el exterior. “Hemos puesto una estructura de madera con material que aguanta mejor a la intemperie y que soporta los chaparrones. Disponemos de tres mesas en un espacio de cuatro metros”, relata Rodrigo.

Además de ampliar el plazo, el deseo de este hostelero es que la medida se mantenga. “Fijar una normativa para este tipo de barrios donde el tamaño de las aceras es ridículo y así competir en igualdad de condiciones”.

Los comerciantes de O Castrillón piden ampliar el plazo para que las terrazas ocupen espacio de estacionamiento