A Falperra afirma que el centro de salud impulsará la futura plaza de Santa Lucía

El Ideal Gallego-2014-09-18-008-84b194c3
|

Un día después de que el alcalde, Carlos Negreira, anunciara la firma de un acuerdo con la Consellería de Sanidade para construir un centro de salud en el edificio del mercado de Santa Lucía, vecinos y comerciantes del barrio muestran su júbilo por un objetivo conseguido. Además, la esperanza es que una instalación tan concurrida reimpulse la nueva plaza  –que se mantendrá– una vez se realice la rehabilitación.
La Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra se erigió desde un primer momento en defensora del mercado de Santa Lucía como un posible espacio de convivencia para los habitantes de la zona. El martes, después de mucho insistir en que el anuncio de la reforma corría mucha urgencia, pudieron celebrar la consecución de un reto. O de dos, porque una de las propuestas que habían hecho al Ayuntamiento para la recuperación del espacio era la propia creación de un centro de salud.
“Esta era quizá una de nuestras ideas más importantes, era un sentir de la gente la necesidad de tenerlo aquí”, destaca el presidente del colectivo, Antonio Deus. Según asegura, en el barrio defienden que este espacio sanitario “es muy importante para el futuro porque al atraer a mucha gente podrá actuar como motor para facilitar que el mercado funcione”.
“Se va a convertir en el foco de atracción de mucha gente”, afirma, al tiempo que destaca que tanto el sector empresarial como los residentes están “contentísimos” con el anuncio.
Sin embargo la asociación –que ya había sido informada por el Ayuntamiento antes del anuncio oficial– sostiene que en este momento es imposible saber si, una vez se recupere la concesión en el primer trimestre de 2015, se demolerá el inmueble o simplemente se afrontará una compleja reestructuración.
“Es un edificio con muchos desniveles interiores y en este momento no es accesible pero hablar de demolición es hacerlo precipitadamente”, concreta Deus. Al margen del diseño del proyecto, sí confía en que el documento deje un espacio de reunión y ocio para A Falperra.
En su opinión “hay que redimensionar el mercado y crear unos accesos al centro de salud pero también reservar algún lugar” extra. Como complemento, está convencido de que en la agenda de cambios se va a incluir la demandada peatonalización de Inés de Castro para obtener un espacio de “esparcimiento”.

pendientes del futuro
Pese a las buenas noticias, los que siguen en tensión son los arrendatarios de los negocios. No tienen ninguna relación contractual con el Gobierno local y, una vez finalice la concesión a la empresa a la que le alquilaron los puestos, se quedarán sin local.
“La actividad va a tener que cesar en algún momento pero se está estudiando cual es la mejor opción para pasar ese período”, aclara Deus, que aguarda que los placeros tengan una solución para formar parte del plan. n

A Falperra afirma que el centro de salud impulsará la futura plaza de Santa Lucía