El Ayuntamiento inicia la expropiación de una finca ya integrada en una zona verde de Eirís

Copia de El Ideal Gallego-2016-03-29-008-bec41693
|

El Diario Oficial de Galicia anunció ayer el inicio de un proyecto de expropiación de suelo por parte del Ayuntamiento de A Coruña. La finalidad es el “acondicionamento de espazo público”. La finca a expropiar, según informa el DOG, se encuentra en el lugar de Perdiceiros, en Eirís: exactamente, sobre el túnel por el que transcurre la carretera AC 10 tras cruzarse con la avenida de Monelos, a mano izquierda y justo después de pasar el supermercado Eroski si se viene conduciendo desde el centro de A Coruña. 
Sin embargo, para el observador casual sería imposible determinar qué parcela es: no tiene límites claros, y se encuentra dentro de la zona verde, de gestión municipal, que recorre en la superficie el mismo trayecto que el túnel.
¿Cómo es posible que el Ayuntamiento esté expropiando una finca que, en la práctica, ya gestiona? Para entenderlo, hay que remontarse en el tiempo a la época en la que se proyectó el trazado de la carretera AC-10. 
Según explican fuentes del servicio de Gestión de Suelo del Ayuntamiento, en un principio se pensó que el túnel empezaría más adelante, y que la finca de Perdiceiros sería parte del trazado de la carretera en superficie. El Ministerio de Fomento, por lo tanto, la expropió en su momento. Pero, finalmente, el túnel se alargó unas decenas de metros, y la titularidad de la finca revirtió al propietario original, que, por otra parte, no recibió una compensación económica.
Más tarde, el Ayuntamiento implantó una zona verde que sigue el trazado del túnel en su superficie, para lo que tuvo que hacerse con la titularidad de las fincas.
Pero, durante el proceso de adquisición, el Gobierno municipal entendió de alguna manera que la parcela formaba parte de las propiedades del ministerio de Fomento, y no se puso en contacto con el propietario original ni inició un proceso de expropiación contra él. De esta forma, la ocupación de la finca precedió al cambio de titularidad.

REGULARIZACIÓN
Cuando se conoció la situación real, empezaron los pasos para regularizarla. El 15 de mayo de 2015, el que por aquel entonces era concejal de Urbanismo por el Partido Popular, Martín Fernández Prado, firmó un documento ocupación anticipada con el propietario, por el que este permite el uso público de la finca aunque, legalmente, la propiedad le siga perteneciendo.
El proceso para compensar al propietario de la parcela es lento. El proyecto de expropiación se aprobó en la junta de Gobierno local del 20 de noviembre de 2015, y, el 17 de diciembre de ese año, la concejalía de Rexeneración Urbana e Dereito á Vivenda anunció su aprobación inicial. El proyecto no se ha anunciado en el Diario Oficial de Galicia hasta ayer, después de que pasaran más de cuatro meses.
De acuerdo con el expediente de expropiación, que pasará un mes en exposición pública, el Ayuntamiento pagará un total de 82.146,49 euros al dueño de la parcela. La superficie de la finca es de poco más de mil metros cuadrados, por lo que el precio será de cerca de 79 euros por metro cuadrado.

El Ayuntamiento inicia la expropiación de una finca ya integrada en una zona verde de Eirís