La lluvia hunde las previsiones hoteleras

|

Ni siquiera los días festivos de Semana Santa han conseguido levantar el ánimo del sector hotelero coruñés. Tras meses de continuos reveses, sufriendo un progresivo descenso en el número de pernoctaciones, de reservas de habitaciones y, por tanto, de ingresos, los hoteleros coruñeses esperaban un repunte de la situación en estos días.

Sin embargo, esta esperanza del sector se ha visto truncada por la caída de las reservas y las cancelaciones de última hora, que han rebajado aún más las bajas previsiones de los establecimientos. En este sentido el mal tiempo ha sido una de las principales causas, que se suma a la crisis económica que mantiene el jaque a la hotelería coruñesa.

El presidente de la asociación de hoteleros, Francisco Canabal, afirma que la ocupación de los establecimientos coruñeses ha rondado estos días el 65%, más o menos la previsión que manejaban los empresarios. Aún así, se trata de un valor muy por debajo a los niveles de ocupación que se manejaron para la Semana Santa de 2011. El empresario explica que el número de reservas ha descendido en torno a un 15% en apenas 12 meses, “y no hay indicios de que vaya a mejorar”, añade.

Además, la lluvia de los últimos días ha provocado que muchos turistas hayan decidido acortar sus vacaciones. Desde la agrupación de Hospeco, explican que “quien tenía contratadas cuatro noches, lo deja en dos, y se va”.

 

Situación continuísta > Pero para Canabal, lo más dramático no es esta bajada en la ocupación durante las vacaciones, sino la recesión continua que está viviendo en sector. “Seguimos arrastrando esta situación todo el año”, lamenta el empresario.

Debido a esta nueva realidad, los hoteleros se han visto obligados a adecuarse a las nuevas exigencias del mercado y bajar también el precio de las habitaciones. En este sentido, Canabal afirma que las tarifas han bajado entre un 6 y un 7% en los últimos tiempos y, aún así, “sigue costando levantar el sector”, asegura.

Y es que la crisis económica está azotando con fuerza al mercado hotelero. Los empresarios mantienen que “la gente va mucho menos de hotel, porque no hay dinero. Cada vez más, van a casa de los padres o al pueblo, que es más económico”.

El único respiro que reciben los hoteleros son las reservas de última hora. La inmediatez con la que las nuevas tecnologías permiten realizar una reserva en un hotel en tiempo real está salvando a un sector al que le cuesta mantenerse a flote con la actual situación económica.

Con la vista puesta en el futuro, Canabal lamenta que “hasta el verano” no vaya a haber “nada que ayude a levantar la situación”. Mantiene la esperanza en la entrada de la nueva estación pueda ayudar a repuntar los malos resultados que están registrando los establecimientos hoteleros.

 

San Juan > La festividad de San Juan es el principal reclamo que los hoteleros ven para potenciar el turismo en la comarca coruñesa. En ese sentido, Canabal recuerda que el Consorcio de Turismo apostó “muy fuerte” por una campaña turística para potenciar la atracción de visitantes a la ciudad por esas fechas, aunque lamenta que las decisiones se tomen “de aquella manera”.

Así, afirma el empresario que “se lleva tiempo hablando de hacer algo, pero no se ha hecho nada por el momento”. Para el presidente de los hoteleros coruñeses, el Consorcio debería tener ya el diseño de una campaña que podría ser el único salvavidas de un sector que se lamenta de llevar sufriendo reveses económicos durante varios años a consecuencia de la crisis.

“Si se quieren hacer las cosas cuando ya están encima, no vale. Hay que hacer una campaña de promoción mucho más anticipada”, mantiene el propietario del Pazo do Río. Para Canabal, el diseño de la campaña turística ya debería estar confeccionado a estas alturas para favorecer su eficacia y lograr que la ciudad se convierta en un polo de atracción turística, que no será por sí sola por no estar considerada un destino de playa.

La lluvia hunde las previsiones hoteleras