Feijóo vuelve a reclamar al Gobierno el estatuto de las electrointensivas y garantías de estabilidad

O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reúnese co presidente de Alcoa, Álvaro Dorado.
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, volvió a reclamar al Gobierno central que aporte garantías de estabilidad para compañías energéticas como Alcoa y apruebe el comprometido estatuto de empresas electrointensivas, aspectos que contribuirían a mejorar las perspectivas de futuro de la planta que el fondo suizo Parter tiene en la ciudad.

Esta fue una de las conclusiones de la reunión que mantuvo ayer Núñez Feijóo con el presidente de Alcoa España, Álvaro Dorado.

El titular del Ejecutivo autonómico recordó al Gobierno central que en su mano está la aprobación de la ampliación de 90 a 200 millones de euros de las compensaciones de los gastos indirectos de dióxido de carbono, una medida prometida.

Además, el presidente de la Xunta espera que la anunciada visita de la ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, a la planta de San Cibrao sirva para definir el contenido del borrador del estatuto del consumidor electrointensivo que dé respuesta tanto para Alcoa San Cibrao (Lugo) como para Parter en A Coruña.

Este estatuto es necesario para que el territorio español sea más seguro y competitivo para este tipo de industrias, por lo que beneficiaría a la planta vendida por Alcoa en la ciudad.

El presidente de la Xunta insistió en su demanda al Ejecutivo central de buscar soluciones para mantener la actividad y el empleo en la planta de Alcoa en San Cibrao después de que se solventase hace poco más de un mes el futuro de las factorías de A Coruña y Avilés (Asturias) con su venta a un fondo suizo.

Núñez Feijóo también recordó que el gasto de Alcoa supone más del 40 por ciento de los costes totales de la producción, una cantidad muy superior a otras fábricas de Europa. Todo ello, en un contexto que incluye un recorte del 11 por ciento de la producción en la factoría. Esto está vinculado en parte a una subida en el precio del megavatio por hora de un 50% en los dos últimos años.

“Seguimos trabajando con ellos para el futuro de las plantas”, explicó Dorado en una breve declaración a su salida del encuentro con el presidente del Gobierno gallego, a quien agradeció el encuentro. Los cálculos de la Xunta indican que la industria electrointensiva gallega abastece a más de 5.000 familias.

Por su parte, Feijóo reiteró que la Xunta seguirá ofreciendo su apoyo a los trabajadores y poniéndose, como hasta ahora, a disposición de las empresas, siempre con la prioridad de garantizar el mantenimiento de los puestos de trabajo y la continuidad de la actividad industrial.

Mientras, el conselleiro Francisco Conde insistió en que el Gobierno central debe “asumir su responsabilidad” y “dejar las excusas a un lado”, para aprobar el estatuto que daría “la solución definitiva” a Alcoa.

Conde destacó que la situación de la planta de A Coruña “se cerró en falso”, con una situación “transitoria” de dos años de vigencia, y repitió que tanto la continuidad de la actividad “depende directamente” de que el Gobierno de España apruebe ese estatuto, que permita a Alcoa “competir en igualdad de condiciones”.  

 

Movilizaciones

El presidente del comité de Alcoa San Cibrao, Xosé Paleo, explicó que está prevista una reunión del pleno del comité de empresa en la que se abordarán temas de cara a acordar movilizaciones ante la “pasividad” que consideran que mantienen tanto la Xunta como el Gobierno ante su situación.

En este sentido, el presidente del comité de empresa en San Cibrao puso como ejemplo los problemas vividos por las plantas de Alcoa en A Coruña y Avilés, dos fábricas que “empezaron igual que ahora” en San Cibrao.

Feijóo vuelve a reclamar al Gobierno el estatuto de las electrointensivas y garantías de estabilidad