Fomento estudia instalar un radar en el tramo urbano de la N-VI de Guísamo

La alcaldesa de Bergondo mantuvo un encuentro con vecinos en la parroquia de Guísamo quintana
|

El Ministerio de Fomento estudia la posibilidad de instalar un radar permanente en el tramo urbano de la carretera nacional N-VI de Guísamo.
El anuncio lo realizó ayer la alcaldesa de Bergondo, Alejandra Pérez Máquez, en el transcurso de una reunión que mantuvo con vecinos de esta localidad bergondesa para informar de las medidas de seguridad que tiene previsto implantar el Gobierno en la vía.
La mandataria local informó a los vecinos de los dos proyectos que hoy en día el Ministerio tiene en redacción. El primero consistirá en la construcción de una rotonda en la intersección de la N-VI con el cruce de la carretera de Ferrol.
Seguirá el concepto de “turborrotonda” con el objeto de agilizar la circulación en el punto. Requerirá en principio una expropiación mínima y Fomento calcula que lo sacará a exposición pública en el primer semestre de este año.
En ese momento, el Ayuntamiento podrá efectuar las propuestas para que el proyecto de seguridad se extienda también al centro de Guísamo. El gobierno local reclamó medidas para garantizar la seguridad de los peatones y evitar accidentes como el ocurrido en noviembre.
Según señaló la alcaldesa, se barajaría un modelo parecido al realizado en Iñás, en la misma vía, con dos rotondas, una a la entrada del núcleo y otra a la salida, sobre la que pivotaría la circulación.

Fomento estudia instalar un radar en el tramo urbano de la N-VI de Guísamo