“Trabajar juntos es como irse de cañas con los amigos, es un placer”

|

El Ideal Gallego-2011-06-18-014-9ecfc1de

entrevista de nagore menayo

Uno catalán, el otro gallego, cada uno de una punta del país y hasta hace poco más de un año ni se conocían. Pero desde entonces son más las cosas que les unen que las que les separan.
Después de pasar dos meses juntos por Europa con una maleta, pocos recursos y una misión, gracias a la Bacardi Freedom Rout, los actores Edu Soto y David Perdomo se hicieron grandes amigos. Tanto, que trabajar juntos, para ellos “no es trabajar, es venir a tomar unas cañas con unos amigos y disfrutar”, afirma el actor catalán, cuando habla de sus colaboraciones en la TVG.
Además de haber dado vida a dos personajes de lo más “populistas”, los dos actores comparten su pasión por la música, la literatura, la cocina y las motos. “Nos interesan muchas más cosas. Somos muchas más cosas que nuestros personajes”, afirman.
Soto comparte de esta forma su hastío con respecto a su famosísimo “Neng de Castefa”. “Yo ya he pasado página, el Neng ha quedado atrás, pero la gente sigue recordándome por eso, y me cansa un poco”, lamenta.
Aunque reconoce que aún guarda el chándal de su personaje en casa, afirma que no le tiene más cariño que al resto de sus papeles. Lo que sí dice recordar con gran cariño es “esa época, la gente con la que trabajar era un auténtico placer”. Tal vez por eso cuando aquella época dorada de la televisión acabó, decidió trabajar para sí mismo y comenzar a hacer las cosas que “realmente me apetecían, porque la tele está muy encorsetada con infinidad de normas que limitan la forma de trabajar”. Y de ese proceso creativo personal surgió su último espectáculo, “A hostias con la vida”, que esta noche presenta en la sala LeClub junto a su amigo coruñés.
“Edu presenta su show y yo el mío, y en el medio hacemos de las nuestras”, cuenta Perdomo, que tiene muy claro cuál es la mejor forma de llegar al público: “Hay que mirarles de tú a tú. Creo en la humanización del espectáculo”, asegura el actor. Esa interactuación con el público es la que buscará esta noche con su “Freak & Show”, en el que da protagonismo a la improvisación alternando distintos personajes.

Personaje y persona > Los dos actores no abandonan su sentido del humor ni en los momentos menos agradables. Algunos de ellos los sufren cuando se chocan de frente con la fama que soportan: “Hay veces que la gente te aborda por la calle y no todos lo hacen de una forma educada”. Aunque reconocen que la fama “también tiene sus ventajas”.
“Cuando eres conocido te invitan y te regalan muchas más cosas. Ahora entiendo por qué los ricos lo son”, bromea Perdomo, que asegura llevar su popularidad muy bien aunque le haya cambiado “mucho” el día a día de su vida.  
Si esto se acabara, si no tuvieran cabida en el mundo de la interpretación y del humor, cualquiera de los dos podría encontrar su hueco en el mundo de la música, y es que ambos tienen formación musical y han formado parte de algunos grupos. “Dedos” fue la banda a la que el actor catalán puso su voz y “Brainwash” es la que integra David Perdomo con algunos amigos.
Músicas aparte, Soto sorprende sacando a la luz otra pasión oculta: “Si no fuera actor ni humorista, me gustaría ser diseñador de moda. Me gusta la ropa y me gusta coser. Tengo una máquina y me hago mis pantalones tailandeses y algunas otras cosas. Estaría bien tener una marca de camisetas propia”, afirma.
Y es que asegura que “cuando conectas con el arte, sea cual sea, te despierta muchos más intereses”. Esa misma conexión es la que sintió, gracias a su amigo, el también actor, Iván Massagué, con el mundo de la cocina. “Los arroces son mi especialidad”, se vanagloria.
Otro “arte” que le tiene bastante enganchado es de las redes sociales. Soto se confiesa “enganchado a Twitter, porque es personal e informativo”, mientras que el actor coruñés prefiere el Facebook. Y se asombra de la capacidad que posee para “influir en las mentes de los demás”, bromea. “Si pones una canción que habla de soledad, la gente se vuelve loca pensando que estás triste, y no es más que una canción que me ha gustado”, se ríe.
La complicidad y el buen rollo que hay entre ambos se verá esta noche, en su show conjunto, a las 22.30 en LeClub.


 

“Trabajar juntos es como irse de cañas con los amigos, es un placer”