El Gobierno critica las “teorías conspiranoides” y defiende a las fuerzas de seguridad

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, durante su comparecencia en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario de carácter no presencial. En Moncloa, Madrid (España), a 5 de junio de 20
|

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, criticó ayer las “teorías cospiranoides” con las que cree que está obsesionada la oposición y manifestó la “absoluta confianza” del Ejecutivo en el “compromiso democrático” de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado (FCSE).

En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, respondió de esta manera al ser preguntada por declaraciones del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre posible elementos en estos cuerpos policiales que sería favorables a un golpe de estado.

Montero hizo un reconocimiento al “rigor y profesionalidad” durante la lucha contra la pandemia de todos estos cuerpos, y expresamente a la Guardia Civil, “que se deben como siempre a la democracia”, añadió.

 

Agitar y crispar

Consideró que es la oposición la que está permanentemente intentando “agitar” y hace de la crispación y la bronca su “nota de identidad”. A poco que se mire “la derecha está inmersa en el permanente ruido, no solo de las caceroladas que preconiza”, lamentó Montero.

También reprochó que la derecha “digiere mal los resultados democráticos” y en vez de arrimar el hombro ante la crisis “está obsesionada por las teorías cospiranoides y todo lo que

haga ruido”.

Se refirió expresamente a los líderes del PP, Pablo Casado, y de Vox, Santiago Abascal, que demuestran con sus declaraciones, tanto en el Congreso como en otros foros, que se dejan arrastrar a una dinámica en la que lo importante no son los problemas del país, en los que está centrado el Gobierno, señaló.

El Ejecutivo está ocupado en ver como reforzar el sistema sanitario, el sistema educativo o las pensiones, mientras que la oposición está “en todo menos en eso”.

Reiteró también su agradecimiento a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y la confianza del Gobierno en su compromiso democrático y su capacidad demostrada “durante toda la democracia y la Transición para que podamos disfrutar de un Estado social y de derecho pleno”.

 

Policía patriótica

Preguntada sobre la denominada “policía patriótica”, que presuntamente espió a políticos y partidos, Montero aseguró que en España “ya no existe ese concepto”; “eso pertenece a otros gobiernos, a otros momentos”, recalcó.

El Ministerio del Interior, añadió, hace que los protocolos y los procesos que rigen las actuaciones policiales se rijan por los principios de “neutralidad, objetividad y transparencia”.

Montero también dio por hecho que “la geometría variable ha venido para quedarse” al referirse a los acuerdos con Cs para sacar adelante el estado de alarma, pero aseguró que el Ejecutivo mantendrá una “interlocución prioritaria” con sus socios de investidura.

El Gobierno, subrayó Montero durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, “tiene que trabajar” con esa geometría variable al menos durante esta legislatura, subrayando que en esta situación no tiene sentido que haya “vetos cruzados” entre los diferentes partidos.

Lo fundamental es que la política que se haga sea “eficaz, operativa, oportuna y de respuesta a lo que la gente de la calle está demandando”, dijo la portavoz después de que esta semana ERC evidenciara su incomodidad con el acuerdo que el Gobierno suscribió con Cs para respaldar la prórroga del estado de alarma.

Y además, el jueves mismo, el presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, y el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, coincidieron en tachar de “incompatibles” los programas del Gobierno y de Ciudadanos de cara a la negociación de Presupuestos.

Sin embargo, Montero insistió en la vía de la geometría variable, subrayando que no solo existen diferentes “sensibilidades” entre izquierda y derecha sino también diferentes materias que obligan al diálogo y a que cada iniciativa tenga que ser “muy trabajada” para que pueda contar con los apoyos necesarios.

En este sentido, Montero habló también de la mesa de diálogo sobre Cataluña, cuya convocatoria es urgente para los republicanos catalanes, pero que, dijo, no se retomará hasta que la seguridad sanitaria de todos los españoles esté garantizada.

“Nuestra prioridad está concentrada en vencer la pandemia, lo que nos ocupa las 24 horas al día es combatir el virus”, recordó la portavoz del Ejecutivo.

El Gobierno critica las “teorías conspiranoides” y defiende a las fuerzas de seguridad