Betanzos recurre al Gobierno central para recuperar el parque del Pasatiempo

La zona de los escudos de las dieciocho Repúblicas lationamericanas y varias escenas campesinas P. G. Fraga
|

El Ayuntamiento de Betanzos es consciente de la situación del Parque del Pasatiempo. Así, con el objetivo de recuperar la imagen de algunas localizaciones, que en este momento no es la que correspondería a un complejo de sus características, la administración local se ha dirigido a Madrid. La intención es lograr la colaboración del Gobierno de Rajoy para “rescatar” el legado de los Hermanos García Naveira.
El alcalde, Ramón García Vázquez, aunque insiste en que la mejora es notable respecto a un par de años atrás debido “ás axudas que recibimos do Plan de Dinamización do Produto Turístico da Área de A Coruña, a través do Consorcio As Mariñas e á dedicación do personal”, se ha reunido con responsables de la Secretaría de Estado de Turismo, a los que trasladó “as dificultades de mantelo nas mellores condicións e seguir co seu acondicionamento”, explicó el primer edil de Betanzos. La intención es abrir alguna línea de colaboración para potenciar El Pasatiempo.
El recinto es una de las obras más importantes de las ejecutadas por los García Naveira que, entre 1893 y 1914, a pesar de la oposición que encontraron en los sectores más conservadores, asumieron el riesgo de desarrollar un proyecto pionero en el país: un área de recreo a la manera de los grandes  parques urbanos del XVIII y el XIX, siguiendo criterios establecidos por hitos de la promoción pública como la Ciudadela.
El Parque Enciclopédico de El Pasatiempo es propiedad del Ayuntamiento de Betanzos desde 1986. El 1 de marzo de ese año, los herederos de la Familia García Naveira, como titulares de los terrenos, y el entonces alcalde de la ciudad, Manuel Lagares, firmaron la escritura pública para la adquisición de la finca El Pasatiempo. El montante de la operación ascendió a 31 millones de las antiguas pesetas, de los que siete se abonaron el momento de la rúbrica, nueve en 1987, ocho en 1988, y los siete restantes en el año 1989.

Betanzos recurre al Gobierno central para recuperar el parque del Pasatiempo