Distrito Mallos localiza más de un centenar de pisos libres para crear su barrio estudiantil

Son muchos los pisos que se alquilan en el entorno quintana
|

La Asociación de Comerciantes Distrito Mallos y la agrupación de vecinos del barrio han acelerado el ritmo de trabajo para convertir la zona en un distrito universitario de cara al próximo curso que se inicia en septiembre. Los colectivos tienen casi cerrada la bolsa de viviendas que ofrecerán a los estudiantes y que en estos momentos ya supera el centenar de pisos vacíos disponibles para recibir a los nuevos inquilinos.
Aunque todavía falta el apoyo oficial del Ayuntamiento, el plan de vecinos y empresarios para revitalizar el barrio de Os Mallos de manera que se reduzca la despoblación y el comercio de proximidad pueda sobrevivir avanza a pasos agigantados. Si en junio todavía se estaba iniciando el recuento de apartamentos libres cuyos propietarios estarían dispuestos a alquilarlos a universitarios, a estas alturas el censo está prácticamente confeccionado.
El presidente de la Asociación Distrito Mallos, José Salgado, explica que “pasan de los cien” y que la mayoría “son cuartos o terceros sin ascensor que para gente mayor no valen pero con los que los jóvenes no tendrían problema”.
Para que el asunto no se quede en dique seco, el colectivo impulsor de la idea ya se reunió con el rector de la Universidad, Xulio Abalde, hace meses y mantiene el contacto con “los sindicatos de estudiantes” que tendrán un papel fundamental a la hora de repoblar de alguna manera un entorno muy envejecido.

este próximo curso
Una vez que entre todos se promocione de forma directa la llegada de los nuevos vecinos, los promotores de la iniciativa tendrán que negociar con los dueños las mejores condiciones para que los contratos de arrendamiento fragüen.
“Esperamos poder ponerlo en marcha para el curso que viene”, comenta Salgado, si bien para lograrlo deberán contar con el visto bueno del Gobierno municipal.
“Hay un fondo aprobado en pleno y hay que ver cómo se utiliza pero estamos pendientes de que nos digan algo; de cómo podemos seguir para ocupar esto porque el dinero es imprescindible”, resalta el representante. Sobre todo lo dice por el plan paralelo que hay para crear varias “salas de estar” para los alumnos en algunos bajos del vecindario.
Para llevar a cabo esta novedosa propuesta de buscarles puntos de encuentro como si vivieran en residencias universitarias hacen falta fondos que permitan alquilar locales y rehabilitarlos. De la misma forma, Salgado recuerda que también habría que mejorar los equipamientos deportivos de Os Mallos. “Tienen que disponer de sitios donde poder estar, estudiar y jugar”, recalca.
Por si fuera poco, a mediados de junio ya contaba que los establecimientos de hostelería trabajan en la creación de menús y ofertas especiales para atraer a los nuevos residentes. No en vano si ellos llegan –gracias entre otras cosas a la ubicación del barrio respecto a las facultades– les aportarán más estabilidad. n

Distrito Mallos localiza más de un centenar de pisos libres para crear su barrio estudiantil