Detienen a cinco personas por violar y maltratar a una niña de once años

GRA006 MADRID,27/05/2015.- Fotografías facilitadas por La Guardia Civil, en el marco de la operación 'CACHISECA', desarrollada en las provincias de Valladolid y Sevilla,en la que se han detenido a cinco personas por vender y explotar a una m
|

La Guardia Civil detuvo a cinco personas en Valladolid y Sevilla acusadas de vender y explotar a una menor de 11 años, a la que maltrataban y amenazaban, y que había sido vendida por sus padres por 17.000 euros para que contrajese matrimonio en una fiesta de compromiso en Rumanía.
Los hechos se remontan a mayo del año pasado, cuando los padres de la menor, rumanos y residentes en Sevilla, vendieron por 17.000 euros a su hija a un clan familiar –también de origen rumano– afincado en Valladolid, para que se casara con un hombre. Tras la fiesta de compromiso celebrada en Rumanía, la menor regresó a Valladolid, donde fue maltratada, amenazada e insultada, además de sufrir abusos sexuales.

trabajo obligado
También la sometían a jornadas laborales intensas recogiendo uvas y patatas y sin que recibiera ningún tipo de contraprestación económica, por lo que finalmente hizo una llamada de socorro a su madre, que reside en Sevilla.
El clan familiar residente en Valladolid advirtió a la madre de la niña que solo la dejarían regresar a Sevilla si pagaban 10.000 euros, y llegaron a arrancar de forma muy violenta los pendientes que llevaba la niña como parte de la compensación de la deuda que habían contraído sus padres cuando pidieron la vuelta de la menor.
Cuando el clan de Valladolid se percató de que estaban siendo vigilados por la Guardia Civil, enviaron a la menor de vuelta en un autobús a Sevilla.
Los detenidos en la operación “Cachiseca” tienen entre 19 y 41 años y pertenecen a los dos clanes familiares implicados.
Están acusados de delitos de trata de seres humanos, malos tratos, hurto, abuso sexual, agresión sexual y explotación laboral, según informó la Guardia Civil en una nota de prensa.
De los cinco detenidos, se ha decretado ya el ingreso en prisión del hombre que contrajo matrimonio con la niña en Rumanía y de su padre.
Por otro lado, una joven se prendió fuego en el centro de Túnez tras ser violada por dos hombres y se encuentra hospitalizada, informaron ayer los medios de comunicación locales.
La joven, que procede de la localidad de Cherarda, en la provincia central de Kairouan, está ingresada con quemaduras de tercer grado.
“Uno de los dos presuntos violadores ha sido arrestado por la policía, mientras que el otro todavía está en busca y captura”, agregó la fuente.
Hace un año, dos policías tunecinos fueron condenados a quince años de cárcel por la violación de una mujer de 27 años en el interior de un coche patrulla cuando estaba detenida en un barrio de la capital
Los agentes, que la arrestaron cuando se encontraba en un coche con su novio, trataron de acusarla de conducta inmoral, al asegurar que la habían encontrado en el interior del vehículo en posición “indecente”.
Pese a que los derechos de las mujeres han avanzado ligeramente desde la caída en 2011 de la dictadura de Zine el Abedin Ben Alí, las tunecinas todavía se topan con bloqueos, injusticias y dificultades para que su voz se escuche en la denuncia de delitos en los que están implicados hombres, como la violación o los malos tratos.

Detienen a cinco personas por violar y maltratar a una niña de once años