El Segundo salpica toda la geografía gallega con más de 2,37 millones

|

Cuando en el salón en el que se celebraba el sorteo de la Lotería de Navidad se conoció que el segundo premio era para el 04536, en la pantalla se pudo observar una retahíla de localidades agraciadas. En Galicia casi toda la geografía se vio salpicada por la suerte con unas claras protagonistas, las máquinas que dan boletos electrónicos de manera aleatoria. Neda, Mazaricos, Ordes, Carballo (en dos administraciones distintas), Boqueixón, Coristanco y Santiago (A Coruña), Ponteareas, Moaña y Moraña (Pontevedra), Escairón y A Pontenova (Lugo) y Ourense lograban un pequeño pellizco que al final se convirtió en un premio de 2.375.000 euros para el territorio gallego.
El número lo cantaron Nicol y Youssef a las 11.21 horas en el primer alambre de la sexta tabla.Tras Neda, Ponteareas y Moaña se situaban –al igual que Mazaricos– como los lugares más agraciados, con dos décimos vendidos por máquina en cada uno de los casos. El propietario del Bar Castelao de la capital del Tea, Tino Domínguez, no cabía en sí de la felicidad, no en vano reconocía que era la primera vez que daba un premio de esta entidad. Eran 250.000 euros que, presuntamente, quedarán en el municipio.

casi en la jubilación
Mientras, en Ourense, el reparto del décimo en cien participaciones daba a cada propietario 1.250 euros, una cantidad modesta pero que hacía muy felices a los propietarios de la Administración número 6, Emiliano Álvarez y su hijo David. Ambos dejaron claro que la capital de las Burgas no es precisamente una asidua al sorteo, por ello el reparto del dinero les causó más alegría, sobre todo al primero, quien está “a un tris de la jubilación”. “Son todos vecinos de al lado”, comentaba David, quien llevó la suerte a toda una peña lotera.
En la cafetería Venecia –donde la felicidad era doble gracias a este premio y a la terminación del Gordo que también repartieron–, una de las empleadas, Ana González, reconocía que el histórico establecimiento por fin después de muchos años conseguía algún “regalo”. “En Navidad solo nos habían tocado pedreas”, comentaba. El propietario de este establecimiento situado en la calle Hórreo, Óscar de Toro, explicó que vendió por máquina un décimo del número 04536, que ahora se llevará un total de 125.000 euros.

El Segundo salpica toda la geografía gallega con más de 2,37 millones