El dispositivo de seguridad se prepara para una contrarreloj en San Juan por la pleamar

|

A lo largo de la última semana, el Ayuntamiento no ha dejado de anunciar las medidas que ha tomado para prevenir cualquier problema en el San Juan más complicado en lo que va de siglo, en el que las mareas vivas obligarán a extremar las precauciones. Al Gobierno local le preocupa dos cosas: la primera, que tendrá que evacuar a los festejantes a partir de las tres, y, la segunda, que el mar arrastre la menor cantidad de basura posible. El alcalde, Xulio Ferreiro, pidió a los coruñeses “precaución y sentidiño”. 
Ferreiro hizo estas declaraciones respaldado por cuatro concejales, implicados en la celebración de San Juan. Y recordó que 596 personas, velarán por su correcto desarrollo. De ellas, 390 son de los servicios de emergencia  que serán los encargados de evacuar las playas. El regidor también hizo hincapié en el aspecto sostenible de la fiesta: la pleamar ha obligado a instalar los contenedores en el Paseo Marítimo.  
Por su parte, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, advirtió ayer a los conductores de que,  como en años anteriores, tiene previsto incrementar los controles de alcohol y drogas durante la madrugada de San Juan en  los principales accesos de la ciudad. Además, desde las 19.00 se cerrará el Paseo Marítimo al tráfico y se modificarán algunas rutas de los autobuses. A cambio, ocho líneas de Tranvías reforzarán de madrugada los recorridos del Bus Búho con salidas cada media hora. 

Consejos médicos 
Por su parte, el Chuac ofreció una serie de consejos en caso de producirse algún accidente. Así, recomendó lavar con agua dulce las quemaduras y cubrirlas con un paño limpio antes de acudir a un punto sanitario. Si el fuego prendiese en la ropa, la persona debe echarse al suelo a rodar cubriéndose la cara con las manos.
Con independencia de los preparativos para tomar las playas, los coruñeses también acudirán a los mercados a comprar sardinas. Aunque ayer ya empezaron a subir los precios –el kilo rondaba los siete euros en la plaza de Lugo– a pesar de que las descargas a la Lonja llegaron en dos tandas, se espera que hoy los costes no se disparen mucho. l

El dispositivo de seguridad se prepara para una contrarreloj en San Juan por la pleamar