Irene Villa | “Los verdaderos enemigos somos nosotros mismos y nuestros límites”

Irene Villa ofrece una conferencia mañana, a las 19.00 horas, en Afundación

Bajo el título “Las barreras las pones tú”, la psicóloga y periodista Irene Villa ofrece mañana una conferencia, en la sede de Afundación, en la que compartirá sus conocimientos y experiencias con los asistentes.  

 

¿En que consistirá la charla?

Contar a través de mi experiencia y situaciones que me han pasado en el trabajo, en el deporte, viajes... lecciones de vida, se puede resumir en eso. Cada paso de mi vida ha estado marcado por algo, positivo o negativo, pero siempre con una lección de vida detrás.

 

El título es “Las barreras las pones tú”...

Exacto, porque en todos los saltos de etapa me he dado cuenta que el principal enemigo, por así decirlo, eres tu mismo, son tus miedos, son tus creencias limitantes, tu negatividad a veces... entonces yo voy a tratar de contagiar todo lo contrario.

 

A veces el entorno no ayuda y te acabas hundiendo. Por eso, el sentido del humor es fundamental, en cualquier problema gordo tiene que haber alguien que quite tensión

Entonces las barreras más duras son las mentales.

Exactamente. Por muy duro que parezca una discapacidad, una caída esquiando... esos no son los verdaderos enemigos, los verdaderos enemigos somos nosotros mismos, son nuestros límites, nuestros pensamientos negativos y nuestra actitud negativa. La única discapacidad es la actitud negativa, porque lo he comprobado. No es lo que te pase, sino como lo afrentas.

 

En ese sentido, ¿Cómo de importante es el sentido del humor?

Yo creo que si te ríes de ti mismo... ahí ves cuando una persona se va a recuperar antes, después o nunca. Y es, precisamente, cuando voy a los hospitales, si la familia, el entorno se lo toman con humor, con resiliencia, con optimismo, con un ánimo de querer afrontarlo juntos y hacer bromas, ahí es cuando ves que a esa persona no se le va a poner nada por delante. Pero cuando ves alrededor de una persona que ha perdido algo que el entorno es lúgubre, dramático, apesadumbrado y derrotista, dices “o esa persona se desengancha de su entorno o no sale adelante”. A veces el entorno no ayuda y te acabas hundiendo. Por eso el sentido del humor es fundamental, en cualquier problema gordo que te pase, tiene que haber alguien que quite tensión y reduzca el estrés de esta forma tan amable u divertida como el humor.

 

También suele hacer hincapié en la autoconfianza.

Yo me he caído esquiando, se me salió el disco de las cervicales, algo dramático, pensaban que incluso me podía quedar tetrapléjica por la lesión que tenía. Sin embargo, lo que hice fue pensar todo en positivo y decir “bastantes cosas me han pasado ya en la vida, esto no me va a frenar, esto va a salir bien”. Yo creo que esa frase tan positiva de pensar que todo va a salir bien, que las cosas pasan para aprender algo. Al final te das cuenta de que todo tiene una razón de ser, todo pasa por algo y que no estamos aquí para sufrir, sino todo lo contrario, estamos aquí para disfrutar y sacar lo mejor de cada uno.

Irene Villa | “Los verdaderos enemigos somos nosotros mismos y nuestros límites”

Te puede interesar