El área coruñesa sanitaria aspira a vacunar al 65% de los mayores

El Ideal Gallego-2018-10-20-008-8dc13c8a
|

Con el fin de reducir los datos del año pasado, cuando se registraron 73 muertes en el Chuac por la gripe de un total de 988 ingresados entre el centro de Cee y el de As Xubias, la jefa de servicio de Medicina Preventiva del hospital, María José Pereira, incidió en la presentación de la campaña de subir el porcentaje de vacunados entre los grupos de riesgo, que llegó en 2017 al 57,96% del total, casi dos puntos por encima de lo alcanzado en 2016. 
Ya entre el personal sanitario, el año pasado se pasó del 33,45% de 2016 al 38,85%, en un ejercicio en el que la ciudad obtuvo más de 107.154 dosis repartidas entre 77 puntos públicos. El objetivo está en lograr el 65% entre los mayores y el 40% entre los sanitarios, además de subir del 35% entre los inyectados de entre 60 y 64 años.
Para esta campaña, el Sergas distribuirá 608.000 por toda Galicia valoradas en 2,1 millones, de las que el jefe del servicio de Epidemiología de la Jefatura Territorial de Sanidad de A Coruña, Manuel Porto, calculó que cerca de 250.000 irán a centros de la provincia. Se incrementaron las unidades y también los grupos de riesgo porque además de los mayores de 60 años, embarazadas, niños y adolescentes con tratamientos prolongados de ácido acetilsalicílico y personas entre seis meses y 59 años con asma, diabetes, obesidad mórbida o enfermedades cardiovasculares, entre otras; trabajadores de centros sanitarios, bomberos y policías, los que están en contacto con aves y cerdos o las que conviven con alguna de esta tipologías, están como novedad los celíacos y los que padecen problemas inflamatorios intestinales, así como los que toman eculizumab.
Desde el lunes hasta el 28 de diciembre, los coruñeses podrán acudir al centro de salud a ponerse una inyección que este año tendrá tres variantes –tetravalente, convencional y la adyuvada– según sean niños, adultos o mayores con el fin de conseguir una mayor efectividad. Según un estudio del instituto Carlos III, su eficiencia está entre el 40 y el 80% y de ponérsela el 100% de la población a la que se le recomienda se evitarían un 39% de las hospitalizaciones. 
Tanto Porto y Pereira como Montserrat Cendán, subdirectora de Procesos Asistenciales, recalcaron que el pinchazo previene y no genera la enfermedad y que el compromiso es colectivo porque depende de uno que el virus se extienda lo menos posible.

El área coruñesa sanitaria aspira a vacunar al 65% de los mayores