La Xunta, la oposición y las ciudades se unen contra la pérdida de los partidos judiciales

ANDY/ MANIFESTACIÓN DE LOS AFECTADOS DEL ENCORO DE CALDAS. *** Local Caption *** 10 ABRIL 2001 PAGINA 39 UNAS 70 PERSONAS SE CONCENTRARON DELANTE DE LA SEDE E L TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE GALICIA EN A CORUÑA EN PROTESTA POR EL CIERRE D
|

Galicia protesta contra la intención del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, de reducir el número de partidos judiciales, actualmente siete, a cuatro (uno en cada capital de provincia).
Ni la Xunta, ni los partidos de la oposición ni los ayuntamientos afectados por la medida apoyan la reforma judicial puesta en marcha por Gallardón y exigen su retirada.
En concreto, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quiso transmitir un mensaje de “tranquilidad” ante las quejas por la posible desaparición de partidos judiciales en Galicia e indicó que mantiene su postura de que deben permanecer siete tribunales de instancia, lo que “tiene su razón de ser”.
Preguntado por las protestas en Vigo o Santiago ante la posibilidad de que la reforma pueda hacer perder partidos judiciales, insistió en que se trata de un anteproyecto, que ni siquiera ha sido remitido a las Cortes, por lo que se encuentra en un período “embrionario” y por ello ni pueden hacerse alegaciones al texto.
En todo caso, recalcó que la postura de la Xunta no se ha movido. A su juicio, la norma deben reconocer las especificidades de la organización jurisdiccional de Galicia, y así lo hará saber al Ministerio de Justicia.
El socialista y exministro de Justicia, Francisco Caamaño, acusó a su sucesor de aplicar reformas que fomentan que los ciudadanos no acudan a los juzgados y consideró que Gallardón pretende atender a las “presiones de la derecha judicial”, especialmente de los que “quiere ser magistrados-jueces en las principales ciudades antes de ejercer como jueces en los pueblos”.
Mientras que el PSOE lucense denunció que el nuevo “mapa judicial” alejará al 60% de la población de la provincia a más de una hora de la sede más próxima de la Administración de Justicia, por lo que el anteproyecto es “discriminatorio para los ciudadanos”, porque dificulta su acceso a un servicio público.
También el popular José Manuel Rey Varela, alcalde de Ferrol y presidente de la Fegamp reiteró ayer su rechazo al anteproyecto de reforma judicial. “No comparto el anteproyecto y me opongo a la supresión del partido judicial de Ferrol”, volvió a manifestar Rey Varela, temeroso de perder el partido ferrolano.

La Xunta, la oposición y las ciudades se unen contra la pérdida de los partidos judiciales