Los empresarios de Lugo amenazan con abandonar la patronal gallega

10 marzo 2017 página 32 Jaime López (de los empresarios de Lugo) y Antón Arias . Tiene la intención también de iniciar la reforma de los estatutos y espera cerrar próximamente la formaliz
|

El secretario general de la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL), Jaime López, aseguró que la organización sopesa abandonar la patronal gallega, la CEG, tras la dimisión de su presidente Antón Arias. López advirtió de que la CEL estudiará esta opción “si no se encuentra seriedad y no se hacen las cosas” como consideran “que se deben hacer”.
“Como aquí en Lugo, donde realmente tenemos un respaldo claro de las empresas de la provincia, y donde nos dedicamos a temas relevantes como pelear por las infraestructuras o por que la Cámara de Comercio no desaparezca y nuestros empresarios tengan que ir a otras provincias para obtener certificados de explotación”, dijo.

Integración en la CEOE
“Si no se hacen las cosas que los empresarios demandan de nosotros, la CEL valorará su continuidad en la CEG. La CEL está integrada directamente en la CEOE (la patronal estatal) ya con anterioridad a la CEG”, añadió López. 
En esta línea, incidió en que si no ven “realmente que hay un compromiso de responsabilidad por parte de las organizaciones provinciales, en sentido de caminar en un futuro donde todos puedan ser compañeros de viaje, la CEL valorará o no su continuidad”. En cuanto a la dimisión de Arias, confesó que no le coge “por sorpresa”, y no dudó en valorar el “gran trabajo” realizado por el ya expresidente de los empresarios gallegos, sobre todo en lo relacionado con frenar el “deterioro” económico de la patronal.
El secretario general de la CEL sí que advierte sombras con respecto al “otro compromiso” que era “poder reformar los estatutos (de la CEG) para que se adaptasen a la actualidad”. “Esto no se ha conseguido. Se han puesto piedras en el camino”, aseguró.  
La dimisión de Arias vuelve a dejar a la patronal ante un horizonte incierto y en medio de una crisis cronificada. Es el tercer abandono en tres años de un máximo representante de la institución, tras el de José Manuel Fernández Alvariño en noviembre de 2015 y el de Antonio Dieter Moure en octubre de 2016. El coruñés Arias, que anunció su salida este jueves, ocupaba el cargo desde hace casi un año, ya que fue elegido por los empresarios gallegos el 27 de enero de 2017, en unos comicios en los que fue el único candidato y tras lograr la mayoría simple de los votos de la asamblea.
Su llegada a la CEG estuvo marcada por la polémica, ya que las provincias de Ourense y Pontevedra denunciaron una supuesta traición de A Coruña y Lugo al pacto alcanzado por los cuatro vicepresidentes que conforman la gestora según el cual la intención era consensuar un candidato conjunto. l

Los empresarios de Lugo amenazan con abandonar la patronal gallega