Las Mareas con poder municipal comparten sus experiencias y reivindican su “buena gestión” en Ourense

05 agosto 2016 A Coruña.- Xulio Ferreiro y Martiño Noriega adivirtieron ayer a Podemos de que no habrá "negociación entre cupulas" de las listas para las autonómicas, a las que solo se podrá entrar por la ví
|

Más de un centenar de personas participaron ayer en el encuentro “Hai mareas” que representantes de las mareas locales mantuvieron en Ourense y en el que, con el ejemplo de experiencias de gobierno como las de Santiago y A Coruña, apelaron a reivindicar “su buena gestión” frente al Partido Popular con la vista puesta en las elecciones municipales que se celebrarán en el año 2019.
El portavoz de Ourense en Común, Martiño Xosé Vázquez, destacó que la ciudad se convirtió ayer en “la capital gallega del municipalismo” y explicó que el fin de la cita fue “compartir herramientas y metodologías” con la base de las experiencias de gestión de cercanías o local.
A modo de ejemplo, señaló que Ourense –única de las siete grandes ciudades gallegas que gobierna el PP– “no tiene presupuestos ni una renta social básica” frente a lo que ocurre en Santiago, cuyo regidor, Martiño Noriega, también intervino en el acto.
“El objetivo es demostrar que hay otra forma de hacer política; que Ourense puede tener presupuestos, una renta municipal básica y otras cosas que los autodenominados buenos gestores no consiguen”, remarcó Vázquez, antes de insistir en que se trabajará para “compartir experiencias”.
El alcalde compostelano, Martiño Noriega, inauguró la jornada avisando de que apenas quedan “espacios de transformación” salvo el local, algo de lo que son conscientes “los poderes fácticos”, que actúan en consecuencia. “De ahí la intervención en Madrid, intentan dinamitar todas las buenas praxis”, opinó.

Revertir la situación
Preguntado acerca de si su experiencia en la capital gallega es uno de los principales avales para En Marea en clave gallega comentó que, sin duda, es “una aportación”. En ese contexto recordó que su partido “cogió Santiago en una situación complicada” tras un polémico mandato del PP y pudo “reducir deuda, aumentar gasto social o poner herramientas de participación”.
Ahora, “con aciertos y errores”, defendió que hay “un gobierno responsable”. Dicho esto, subrayó que la meta no es solo Santiago, sino “aportar a un cambio mayor”. Por ello, aseguró que considera que En Marea puede “sacar pecho” por la gestión en Santiago, pero también por la de “A Coruña y otras ciudades”. El propio alcalde coruñés, Xulio Ferreiro, acudió a clausurar el encuentro.
Entre todos los políticos compartieron herramientas, metodologías y experiencias con el objetivo de “mirar hacia 2019 desde la buena praxis” de estos consistorios “al servicio de la ciudadanía”.
Durante la mañana, distintas mesas de trabajo abordaron de forma simultánea las metodologías organizativas de cada proceso municipalista, las experiencias participativas desarrolladas en A Coruña y Santiago, así como el funcionamiento interno de las propias instituciones. Para despedir este punto de encuentro Ferreiro, y la edil de Ourense en Común, Ledicia Piñeiro, comentaron que hay que apostar “más y mejor municipalismo” para “limpiar las instituciones de corruptos”.
Juntos evaluaron el “nefasto gobierno” del alcalde de Ourense, Jesús Vázquez (PP), al que han acusado de tener “a la ciudad paralizada” y lo contrapusieron con los “buenos ejemplos” de A Coruña, Santiago o Ferrol.
“Se puede tener renta municipal, se puede ser transparentes en las contrataciones, se puede hacer que ningún niño quede atrás y puedan comer en sus escuelas”, afirmaron.

Las Mareas con poder municipal comparten sus experiencias y reivindican su “buena gestión” en Ourense