La Policía de Barrio comenzará a patrullar la ciudad a partir de la próxima semana

|

La Policía de Barrio ya está lista para empezar a operar. Será después de Semana Santa cuando, según informó la Concejalía de Seguridad y Movilidad, empiece a patrullar las calles de la ciudad. A partir de ese momento, A Coruña estará custodiada por una media diaria de 20 patrullas a pie, con el apoyo de diez coches radiopatrulla y otras ocho patrullas de motos de la Policía Local, que trabajarán de forma coordinada con el despliegue de las unidades que lleve a cabo la Policía Nacional dentro del municipio.

Para esta puesta en marcha de la nueva Unidad de Distritos, el Ayuntamiento decidió dividir la ciudad en cuatro grandes sectores. El primero comprende el barrio de Monte Alto, toda la Ciudad Vieja y el ámbito de Pescadería. La segunda zona afecta al Ensanche, Os Mallos y A Gaiteira. Dentro de un tercer sector el gobierno local agrupó a los barrios de la Sagrada Familia, el Agra do Orzán, el Paseo de Los Puentes, Riazor y Los Rosales. Por último, se reserva para un mismo equipo de la Policía de Barrio las zonas de Elviña, el Barrio de las Flores y Matogrante.

Cada área contará con un mando que será el que ejercerá como interlocutor con vecinos y comerciantes

Dentro de estos grandes sectores, Seguridad prestará especial atención al parque de Santa Margarita, y a las inmediaciones de los mercados municipales. Las funciones de los agentes serán las de recorrer los diferentes barrios para vigilar que se cumplen las ordenanzas, prestar apoyo a la unidades de tráfico y atender los problemas y demandas que les planteen los vecinos y comerciantes.

Según el teniente de alcalde de Seguridad y Movilidad, Julio Flores, cuando concluya el despliegue de la Policía de Barrio –que se prolongará hasta marzo de 2013– cada uno de estos sectores contará con un mando de la Policía Local, que será el que se encargará de coordinar todos las actuaciones que se realicen dentro del denominado “programa de Policía comunitaria de la Policía Local”. Es decir, estos mandos ejercerán como interlocutores con los colectivos y las asociaciones ciudadanas.

Al mismo tiempo, existirá un jefe de la Unidad Diurna de Distritos. Tal y como explicó el gobierno local, todos estos cambios en el funcionamiento de la Policía Local suponen la culminación de un proceso de reestructuración de la plantilla del 092 con el objetivo de mejorar la atención a los ciudadanos.

En total, Seguridad dispondrá de 14 patrullas nuevas, gracias a esta reorganización de funciones y servicios, y a la incorporación de quince nuevos agentes, que estarán operativos en agosto de este año.

 

Reunión > El primer teniente de alcalde de Seguridad mantuvo esta semana una reunión con representantes del comercio, y con los presidentes de las dos federaciones de vecinos de la ciudad –Luisa Varela y Juan Chas– para explicarles todas las claves del despliegue de la Policía de Barrio, que se basa en el estudio socio-policial de la ciudad, elaborado por los integrantes de la junta local de Seguridad y que fue incluido en el primer plan local de seguridad. Según el Ayuntamiento, en el encuentro estuvieron representadas más de 30 asociaciones, que pudieron conocer de boca del concejal como funcionará la Unidad de Distritos.

La intención del Julio Flores es mantener otra reunión “en breve” con representantes del sector de la hostelería, “con el fin de informar en detalle de esta nueva organización de la Policía Local, que tiene como objetivo realizar la doble labor de prevención y de actuación, que contribuya a mejorar la seguridad de los coruñeses”.

La primera fase de implantación de los agentes de barrio se prolongará hasta septiembre de este año, para entre octubre y principios de 2013 concluir con el refuerzo de la sección.

La Policía de Barrio comenzará a patrullar la ciudad a partir de la próxima semana