Arteixo incorpora 1.800 metros de espacio social y cultural con la compra del balneario

La idea es convertirlo en un equipamiento público con distintos servicios | AEC
|

El alcalde arteixán, Carlos Calvelo, suscribió ante notario la compra el Balneario de Arteixo con la aportación de la Fundación Amancio Ortega para convertirlo en un centro público socio-cultural. Los 1.800 metros cuadrados que suman las tres edificaciones –la destinada a hotel, la que está ocupada por la zona de baños y la antigua capilla– pasan a ser públicas y se destinarán, tras la elaboración del pertinente proyecto y las obras de adecuación a distintos usos socio-culturales. Así, Calvelo expresó su “satisfacción” por lo que considera un “día histórico” para Arteixo.

La compra ante notario por tres millones de euros la culminación del plan que el municipio puso en marcha el pasado mes de marzo y que concluirá con la conversión del Balneario de Arteixo en un equipamiento público que ofrezca diferentes servicios culturales y sociales a todos los ciudadanos. El primer paso de este proyecto era la adquisición del Balneario, que prosperó gracias a una donación de la Fundación Amancio Ortega. Una vez  formalizada esta compra se realizará un proyecto de reforma y adecuación de los espacios de los que dispone el Balneario de Arteixo para que sean utilizados y aprovechados por los ciudadanos. 

Intergeneracional
La idea que sustenta este proyecto es que el uso del nuevo equipamiento tenga un carácter intergeneracional, y pueda redundar en el beneficio de todos.

El Balneario de Arteixo es un complejo de edificios cuya creación se remonta a mediados del siglo XVIII. 

Es un elemento fundamental en la historia del municipio y la zona en la que se encuentra ya existen otros edificios públicos como la Residencia de Mayores y la Escuela Infantil, donados también en su día por la Fundación Amancio Ortega Gaona, o el Centro Cívico de Arteixo.

Arteixo incorpora 1.800 metros de espacio social y cultural con la compra del balneario