El Gobierno y Madrid negociarán nuevas restricciones tras el rechazo del TSJM

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la rueda de prensa | zipi (efe)
|

A punto de comenzar el puente de El Pilar, los madrileños mantienen la incógnita sobre las medidas que el Gobierno regional y central prevén consensuar contra el coronavirus, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) haya rechazado las restricciones a la movilidad decretadas por Sanidad en diez municipios.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid rechazó ratificar estas restricciones, en concreto el confinamiento perimetral en vigor desde hoy, al entender que son “una injerencia de los poderes públicos en los derechos fundamentales de los ciudadanos sin habilitación legal que la ampare”. 

Después de semanas de enfrentamientos por la resolución decretada por Sanidad para el confinamiento perimetral, la intención del Gobierno central y madrileño tras el auto del TSJM es consensuar nuevas medidas para tratar de frenar la expansión del coronavirus en la región.

La Consejería de Sanidad de Madrid está trabajando en una nueva orden “completa pero sencilla” que trasladará al Gobierno central, según señalaron fuentes del Ejecutivo regional.

Es el requisito que plantearon para mantener una nueva reunión del Grupo Covid-19 entre ambas administraciones, encuentro que pidió  por la mañana el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó tras conocer el auto del TSJM que es preciso “poner todos los instrumentos y medidas encima de la mesa”, sin descartar la declaración del estado de alarma en la región.

“Ese instrumento, como otros, el Gobierno siempre los ha contemplado”, comentó Sánchez tras recordar que el Ejecutivo fue partidario de prorrogar dos semanas más el estado de alarma en junio, pero no había consenso parlamentario para ello.

Por su parte, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ofreció diálogo al Gobierno nacional para consensuar unas medidas frente al coronavirus que sean “sensatas, justas y ponderadas”.

En su opinión, las medidas decretadas por el Ministerio de Sanidad en municipios de más de 100.000 habitantes con una tasa superior a 500 eran “precipitadas, no consensuadas y afectaban a derechos fundamentales de millones de ciudadanos”, como han “corroborado los tribunales”.

Ayuso defendió seguir adelante con las restricciones que había adoptado la Comunidad en zonas básicas de salud con una tasa de incidencia de más de mil casos de coronavirus por cada cien mil habitantes, medidas que en su opinión eran “acertadas”. 

Antes de que el Ministerio de Sanidad ordenase al Gobierno regional las medidas restrictivas para estos diez municipios, Ayuso mantuvo esta estrategia en tres zonas básicas (Reyes Católicos, en San Sebastián de los Reyes; Humanes y Villa del Prado).

En la actualidad, a falta de conocer las nuevas medidas, siguen vigentes restricciones en estas tres zonas, donde los parques infantiles permanecen cerrados.

El Gobierno y Madrid negociarán nuevas restricciones tras el rechazo del TSJM