La crisis destruye casi 1.200 empleos en enero, más que durante todo 2012

la comarca de a coruña tiene más mujeres desempleadas que hombres quintana
|

Cientos de coruñeses se sumaron este mes de enero a la larga lista de desempleados de la ciudad, que ya supera las 24.500 personas. Cada uno con su historia, cada uno con sus necesidades, hasta 1.197 trabajadores se han quedado sin ocupación en el último mes. Cuando la media mensual de altas en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE, el antiguo INEM) no iba mucho más allá de las 300 o 400 –números de por sí negativos–, ayer el inesperado dato dejó descolocados a todos los estamentos de la ciudad. La Consellería de Traballo hizo pública una estadística que en la comarca coruñesa castiga especialmente a la ciudad, con una destrucción de empleo que supera en 441 personas el balance total de 2012.

El año 2013 ha comenzado para la ciudad dando la razón a los supersticiosos. Lejos de apuntar hacia una ansiada recuperación, la crisis económica sigue cebándose con A Coruña. Si Galicia está a la cabeza en parados, lo mismo ocurre en A Coruña donde se perdieron 38,6 empleos cada día de enero.

 

subida del 8% en un año

Las malas noticias no son nuevas, si bien la de ayer fue una cifra que hizo encender todas las alarmas puesto que en tan solo un mes A Coruña sumó 441 parados más que el número alcanzado en todo el año pasado. Es decir, si entre enero y diciembre de 2012 se quedaron sin ocupación 756 coruñeses, solo en enero de este año se les sumaron otras 1.197 personas.

La fría estadística, poco acorde con la media que venía siendo habitual, incluso hizo que la Consellería de Traballo e Benestar tuviese que atender llamadas para corroborar el dato ante la incredulidad de muchos. Si se compara entre ambos meses de enero, la subida del paro en la ciudad fue de un 8%, al pasar de 22.556 a 24.509 afectados.

El dato no resultó mucho más positivo en el resto de la comarca, aunque el aumento fue en relación a la población de cada municipio. Los que mejor soportan el inicio de año son Carral, Abegondo y Sada con 6, 12 y 65 parados más, respectivamente. También se resiente de manera importante la economía del área de Betanzos, siendo la cabecera de comarca la peor parada con 52 habitantes que se han unido a las colas del paro. Por contra, Irixoa, con ningún nuevo desempleado, y Vilasantar, que consiguió colocar a tres de sus vecinos, superaron con nota un mes que se ha mostrado especialmente virulento en lo que a pérdida de trabajo por la crisis se refiere.

El cierre de empresas o la reducción de plantillas afectó por igual a menores y mayores de 25 años, a hombres y mujeres, aumentando todos los cálculos notablemente. No obstante, las mujeres sin puesto laboral siguen superando a los hombres en la comarca coruñesa, al contrario de lo que ocurre en Betanzos, donde por 1.699 parados varones hay 1.521 desempleadas.

En cuanto a los sectores de procedencia de las personas dadas de alta en el paro, el de los servicios continúa desmarcándose de los demás con mucha diferencia. Hasta llegar a los 17.138 despedidos actuales en A Coruña ciudad, hubo de producirse un incremento de más de 1.000 personas en enero. La caída del consumo y la falta de crédito han dado al traste con numerosas empresas dedicadas al comercio o la hostelería, entre otras actividades, como ya venían anunciando los representantes de estos ámbitos hace meses.

A este sector le siguen la construcción, que parece no haber tocado fondo respecto a lo que se refiere a despidos, aunque el ritmo sea muy inferior al de antaño, y la industria.

 

críticas al ayuntamiento

Con la nueva estadística apenas recién publicada, los distintos grupos políticos con representación en el Ayuntamiento iniciaron un pleno municipal en el que la creación de trabajo fue uno de los asuntos a tratar.

La concejala de Empleo y Empresa, Luisa Cid, aseguró a la oposición que “A Coruña es la urbe gallega más activa, la que registra la menor tasa de desempleo y que además contará este año con 270 millones de euros en inversiones para la ejecución de infraestructuras clave”. No obstante, reconoció públicamente que “los datos no son buenos”.

Pese a las explicaciones, el PSOE denunció “la pasividad de Negreira ante el incremento del paro” y criticó algunas campañas destinadas a la promoción del comercio tradicional. Asimismo, exigieron al alcalde que impulse el pacto por el empleo que había comprometido en campaña.

El grupo municipal del BNG acusó al PP de “levar a cidade cara o abismo” y advirtió de que las cifras se están disparando “mes a mes”.

La crisis destruye casi 1.200 empleos en enero, más que durante todo 2012