El BNG lamenta la nueva indemnización que debe pagar el Ayuntamiento por una licencia anulada

lópez soto, portavoz del bng
|

El grupo municipal del BNG se hizo ayer eco de una nueva indemnización a la que deberá hacer frente el Ayuntamiento por una licencia concedida en el año 2005, con el gobierno dirigido entonces por Ramón Rodríguez Ares –y con el actual responsable de Obras, Emilio Gómez, al frente de Urbanismo–, y anulada ahora en los tribunales, que la declara ilegal.

Los nacionalistas recogen en su comunicado el contenido del decreto firmado por el alcalde, Ernesto Anido, en el que se aprueba, aseguran, un gasto por un importe bruto de 223.483,21 euros y que corresponde a varios conceptos.

Estos se corresponden con el aval depositado por la empresa (Residencial Portasada, SL); el proyecto de ejecución de las obras o la cláusula penal abonada, además de devolver, añade el BNG, los ingresos cobrados en su día con motivo de la tasa de concesión de licencia, el cobro del ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras), los derechos de acometida o los juros de demora por la devolución de los ingresos.

“É escandaloso que o Concello teña que pagar máis de 223.000 euros polas tropelías cometidas polo partido maioritario que sustenta o goberno municipal de Sada”, señala el BNG, que advierte de que “aínda hai máis empresas que poden solicitar indemnizacións e devolucións polos mesmos motivos e parecidos conceptos”.

Por este motivo, el Bloque insiste en preguntarle al regidor “se vai tomar algunha medida ao verse gravemente afectadas as arcas municipais pola actuación dos seus socios de goberno”, concluyeron.

El BNG lamenta la nueva indemnización que debe pagar el Ayuntamiento por una licencia anulada