Los Veintiocho negocian desde hoy las cuotas pesqueras para 2015

La comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, durante una rueda de prensa. EFE/Archivo

Los países de la Unión Europea (UE) inician hoy la negociación de los Totales Admisibles de Capturas (TAC) para 2015, en la que España tratará de lograr una subida de la cuota de la merluza del norte y del boquerón del Golfo de Cádiz.

Los ministros de Pesca de la UE buscan hoy y mañana consensuar las posibilidades de capturas de la flota comunitaria en 2015 en relación a muchas especies del Atlántico de interés para la flota española.

A la reunión asistirá la ministra española de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

Para España, una de las reivindicaciones principales es aumentar un 26 % la cuota de merluza del norte (Gran Sol y aguas ibéricas), frente a la reducción del 4 % que plantea la Comisión Europea (CE) para esa especie, una de las de mayor valor comercial para la flota española.

La diferencia entre lo que piden España y Bruselas deriva del uso de un método diferente para determinar la sostenibilidad de esa población, indicaron fuentes diplomáticas.

España también pedirá un incremento del 10 % en la cuota del boquerón del Golfo de Cádiz teniendo en cuenta la "tendencia estable al alza" de esta reserva, para la que la CE plantea un "statu quo", según las fuentes.

En el caso del gallo y el rape en aguas comunitarias no españolas (Gran Sol y Golfo de Vizcaya), España pedirá una subida de 10 %, frente a la reducción del 11 % para el rape y del 20 % para el gallo que plantea el Ejecutivo comunitario, que también recordará que algunos países no han agotado las cuotas que tenían asignadas en el año anterior.

Las fuentes también indicaron que España pedirá reducciones más suaves en los recortes planteados para algunas especies, como en el caso del gallo del Cantábrico y noroeste y del Golfo de Cádiz, para el que Bruselas exige un recorte del 55 %, y Madrid reclamará que la bajada sea menor, y se sitúe entre el 20 % y el 40 %.

La delegación española presentará "datos socioeconómicos" para argumentar la limitación de ese recorte y explicará que una reducción muy grande podría poner en peligro la sostenibilidad económica de algunos barcos.

Otra especie para la que España intentará suavizar el recorte es el jurel de Cantábrico y noroeste y del Golfo de Vizcaya, para el que se intentará lograr una reducción del 20 %, frente al 27 % que plantea Bruselas.

Las fuentes explicaron que España basa sus peticiones en cuatro principios, empezando por la necesidad de "seguir los criterios científicos y los planes de recuperación".

Cuando no se dispone de esa información o los datos son limitados, "hay que evaluar la situación caso por caso", añadieron las fuentes, que mencionaron asimismo el principio de que "no se produzca una discriminación entre zonas ni Estados miembros".

Las fuentes indicaron que las negociaciones pesqueras podrían cerrarse a última hora de la tarde del martes.

Los Veintiocho negocian desde hoy las cuotas pesqueras para 2015

Te puede interesar