Corinna zu Sayn afirma que ella solo buscó un “trabajo digno para Iñaki”

|

Corinna zu Sayn-Wittgenstein, aseguró que solo trataba “de encontrarle un trabajo digno a Iñaki” en sus primeras declaraciones después de que su nombre apareciese en los correos electrónicos facilitados al juez por Diego Torres, socio de Iñaki Urdangarin en distintas empresas desde 2003 hasta al menos 2008.

En una entrevista al diario “El Mundo” la aristócrata, a la que se le atribuye un romance con el rey Juan Carlos, afirma que buscaba “un empleo compatible” con la posición del duque de Palma.

Corinna Sayn-Wittgenstein también niega haber recibido algún tipo de cobro por sus gestiones con Urdangarin y dice que fue la “primera sorprendida” cuando el duque de Palma no aceptó el empleo.

Los correos de Torres dan cuenta de las lucrativas gestiones de Urdangarin. Mientras ganaba cientos de miles de euros por distintos contratos a dedo de los Gobiernos de la Comunidad Valenciana y Baleares, ambos del PP, entre 2004 y 2006, negociaba con Corinna un cargo institucional en la fundación Laureus.

En uno de los correos entregados por la defensa de Torres al Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, Francisco Larrey, quien fuese empleado de Nóos, ironizaba en un email dirigido al presunto testaferro de Urdangarin, Mario Sorribas: “Mario, ¿crees que me podré casar con la señorita Corinna?”. En otro email, Sorribas agradecía a Larrey la participación de Corinna con un “¡ahí has ‘estao’ torero Francisco! Yo creo que este es el camino para llegar a cualquier parte del mundo”.

 

Corinna zu Sayn afirma que ella solo buscó un “trabajo digno para Iñaki”