El Tribunal de Cuentas aprecia una falta de control de Empleo sobre el cobro indebido del paro

23 abril 2015 página 32 / 08 julio 2015 página 33 VALLADOLID, 03/02/2015.- Tres personas consultan esta mañana la información expuesta en una oficina de empleo del ECyL de Valladolid, el día en el que el Ministerio de Em
|

El Tribunal de Cuentas aprecia falta de control del Servicio Público de Empleo Estatal sobre las prestaciones por desempleo indebidamente percibidas, como demuestra el hecho de que el departamento haya aportado hasta tres cifras diferentes de deudores y deuda pendiente de cobro a 31 de diciembre de 2013.
Así se recoge en el “Informe de fiscalización de los procedimientos de gestión y control de las prestaciones por desempleo indebidamente percibidas” que ha aprobado la institución que preside Ramón Álvarez de Miranda y que recoge Europa Press.
Según dicho documento, los Servicios Centrales del SEPE cifran en 324.814 los deudores y 582,3 millones de euros la deuda por cobros indebidos de prestaciones, mientras que las direcciones provinciales reducen la cifra a 320.396 deudores y 562,9 millones de euros.
Sin embargo, en un inventario realizado por el organismo a petición del Tribunal durante el proceso de fiscalización, el número de deudores detectados se elevó hasta los 418.272 y la deuda total, hasta los 769,1 millones de euros, a fecha de 31 de diciembre de 2013.
Estas “contradicciones” en los datos son consecuencia de informaciones repletas de “incoherencias, inconsistencias y errores”, que provocan un “control deficiente” por parte del SEPE, lo que “no permite una adecuada gestión de los cobros indebidos”.
Entre otras incidencias, el organismo fiscalizador señala que hasta 35.025 deudores constaban con informaciones diferentes según la base de datos consultada, que hay errores de registro o transcripción que conducen a “importes carentes de sentido”, y que el 10% de la deuda contabilizada en el inventario es anterior a 2010.

El Tribunal de Cuentas aprecia una falta de control de Empleo sobre el cobro indebido del paro