Ferreiro admite que se deben reducir las facturas irregulares del IMCE

Xulio Ferreiro explicó su opinión sobre las facturas irregulares | jesús l.p.
|

El alcalde reconoció ayer que la gestión del Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE) puede mejorarse después de haber firmado 115 facturas irregulares el año pasado por valor de 766.985,40 euros.
“É algo que debemos tentar correxir”, aseguró Xulio Ferreiro en relación a estos expedientes de los que se dará conocimiento en el pleno del lunes, aunque no habrá debate sobre ellos salvo que alguna formación lo estime oportuno aprovechando que también se presenta la Cuenta General, a la que van aparejados.
Tal y como explicó ayer el regidor todas estas facturas con reparos de intervención están justificadas y por ello autorizó su pago, algo necesario en este tipo de casos. Sin embargo, apostó por un cambio en esta tendencia.
Entre las justificaciones que aportó Ferreiro está que algunos pequeños contratos se unen a otros para crear otros de mayor volumen. Además, apuntó que antes se realizaban contrataciones ad hoc para determinados contratos de pequeña entidad y que ahora se había modificado esta forma de actuar.
El alcalde también señaló que el IMCE sufre “limitacións de persoal”, una situación que influye a la hora de poder tramitar los contratos correspondientes a este organismo.
Los 766.985,40 euros pagados a través de 115 facturas irregulares suponen un 14,14% del presupuesto total con el que contó durante el año pasado el IMCE.
En el informe justificativo, Xulio Ferreiro indica que solo una decena de estos pagos exceden las cuantías menor del contrato de suministros o servicios, siendo la más alta una de 60.500 euros, mientras que la media de estas facturas es de 34.742,92 euros. Por otra parte, el resto, 105, cuentan con una media de 3.995,70 euros.

14,5 millones
Estos más de setecientos mil euros son una parte de los 14,5 millones de euros que el Gobierno local pagó a lo largo del año pasado a través de facturas con reparos de legalidad, lo que supone diez veces más que en el periodo de 2014, el último año completo en el que el Partido Popular estuvo al frente de la corporación. Mientras, en 2015, año de cambio en María Pita, la cuantía fue de cinco millones.
Más de un tercio de las facturas irregulares del año pasado corresponden al contrato de parques y jardines, cuya adjudicación paralizó la Marea tras su llegada al gobierno. Además, el contrato de alumbrado público también supuso un alto porcentaje.
Las previsiones indican que este año la cifra será todavía superior, ya que el contrato de recogida de basuras, entre otros, se están pagando de este modo.

Ferreiro admite que se deben reducir las facturas irregulares del IMCE