Las pruebas deportivas, las obras y la celebración por el ascenso del Deportivo dificultan el tráfico

El Ideal Gallego-2014-06-01-003-53f474aa
|

Los conductores que ayer tuvieron que atravesar la ciudad se armaron de paciencia. Las obras en la Marina, tres pruebas atléticas en el centro con su consiguiente modificación en la circulación y los cambios habituales por un partido del Depor y la posterior celebración por el ascenso del equipo, dificultaron durante todo el día la circulación de los vehículos.
Sin embargo, aunque la Policía Local sí señalaba que había un tráfico denso que a lo largo de la tarde iba ganando en intensidad, al menos hasta el comienzo del partido, no hubo un colapso similar al del pasado fin de semana, en el que una prueba atlética hizo prácticamente intransitable buena parte de la ciudad.

Afecciones
Entre las tres y las ocho y media de la tarde, coches particulares, taxis y buses tuvieron que cambiar su itinerario en el centro, entre la plaza de Mina y Manuel Callás.
A las siete y media arrancaba el partido del Deportivo, con los cortes habituales que se producen cada vez que hay partido.
Cuando las pruebas atléticas finalizaban y el centro empezaba a recuperarse o mantenerse en la misma línea desde que comenzaron las obras, el Depor lograba el ascenso. Desde las nueve de la noche Cuatro Caminos se cortó al tráfico para evitar incidentes y con el consecuente cambio de ruta de los conductores, que tuvieron que alejarse por donde podían debido a la multitudinaria celebración. n

Las pruebas deportivas, las obras y la celebración por el ascenso del Deportivo dificultan el tráfico