Fallece un niño en Valladolid por el disparo accidental de una pistola

Vista del edificio donde falleció el niño, de 12 años | NACHO GALLEGO (efe)
|

Un niño de 12 años falleció la noche del viernes en Valladolid a consecuencia de la herida de bala que le provocó el disparo de un revólver de pequeño calibre, cuando estaba en una vivienda en compañía de su primo, de 16 años, quien al parecer fue el que realizó la detonación de modo fortuito.
Según informó inicialmente la Delegación del Gobierno en Castilla y León, a través de un comunicado, los hechos se produjeron en una vivienda de la calle Francisco Mendizábal de la capital, en la que los dos menores, que eran primos, según detallaron posteriormente fuentes de la Policía Nacional, estaban solos.
El arma, un revólver de pequeño calibre, pertenecía al abuelo de los menores, y la detonación, según las primeras investigaciones de la Policía Nacional, se produjo de forma accidental en torno a las 21.50 horas del viernes, cuando supuestamente el primo mayor disparó al menor, concretaron las fuentes policiales.
No obstante la Policía Nacional mantiene abiertas otras hipótesis sobre la autoría del disparo, sin que por el momento el primo mayor, una vez en dependencias policiales, y en calidad de investigado, que no de detenido, y asistido de abogado, no haya querido declarar, han precisaron las fuentes policiales.
Se está a la espera de conocer el resultado de las pruebas que determinen si fue este menor quien disparó el revolver.
Fuentes próximas al caso confirmaron que “independientemente” de como se produjera el disparo, se trata de un suceso “fortuito y desgraciado” ya que la relación entre los dos jóvenes era “muy estrecha”.

Ataque de ansiedad
El niño fue trasladado urgentemente aún con vida al Clínico de Valladolid, donde no fue posible evitar su muerte, según las mismas fuentes, y el otro menor fue llevado al otro centro sanitario de la ciudad, el del Río Hortega, víctima de un ataque de ansiedad.
Además, fue detenido el abuelo de los dos niños y propietario del arma de fuego, que pasó a disposición judicial.
Horas después, el abuelo quedó en libertad con cargos, ya que se le considera supuesto autor de un delito de tenencia ilícita de armas, confirmaron fuentes de la Policía Nacional.
Al parecer, en el registro no constaba que tuviera ni armas, ni licencia para su uso.
Precisamente esta semana, la Guardia Civil detuvo a un hombre de 70 años, vecino de Almuñécar (Granada), como supuesto autor de un delito de tenencia ilícita de armas a raíz de que su expareja le denunciara el pasado día 6 ante el Instituto Armado por haberla amenazado de muerte utilizado un arma corta. Una patrulla se presentó en el domicilio del detenido y lo registró, encontrando en el lugar cuatro carabinas de diferentes marcas y calibres de las que el detenido carecía de documentación y de licencia para su posesión. l

Fallece un niño en Valladolid por el disparo accidental de una pistola