Las intensas lluvias provocan un rosario de accidentes en las carreteras de la comarca

El Ideal Gallego-2014-09-08-010-513035cb
|

Los continuos chaparrones que se sucedieron a lo largo de toda la jornada de ayer provocaron más de un susto a los conductores. A lo largo y ancho de las carreteras de toda la comarca se fueron produciendo una serie de accidentes en los que, por suerte, no hubo que lamentar daños personales de gravedad.
Coirós, Arteixo o Betanzos fueron algunos de los municipios en los que se registraron algunos de estos incidentes, que en la mayoría de los casos se quedaron en pequeños sustos.
El más aparatoso tuvo lugar en Coirós alrededor de las dos y media de la tarde, en la A-6, a la altura del kilómetro 562. Un coche terminó accidentado en el carril izquierdo, por lo que los conductores que circulaban por él tuvieron que realizar maniobras rápidas de volante para poder esquivar el turismo.
El coche en cuestión terminó con importantes daños y, en los primeros minutos hasta que pudieron señalizar el siniestro, la autopista era un auténtico peligro: con un coche en mitad del carril de aceleración y una visibilidad muy reducida por la intensa lluvia. A pesar de ello, no hubo que lamentar heridos graves.
En Arteixo, un motorista perdía el control de su moto en la travesía de Arteixo, sobre las tres de la tarde. Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Local y de Protección Civil, para atender en primer término al conductor que tuvo que ser trasladado por una ambulancia medicalizada, con pronóstico reservado, al Chuac.
Solo una hora después, Protección Civil de Betanzos acudía a una salida de vía. En este caso, el coche terminó en el arcén sin causar mayores problemas a la circulación, según fuentes de los servicios de emergencias. 

Las intensas lluvias provocan un rosario de accidentes en las carreteras de la comarca