Beiras abre la puerta a integrar en AGE a la diputada díscola de Ourense

Xosé Manuel Beiras, Carmen Gallego,y José Luis Méndez Romeu participan en la xunta de portavoces efe
|

El portavoz de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Xosé Manuel Beiras, señaló ayer que, por convicciones democráticas y éticas, no puede actuar “contra sus derechos legales” si la candidata Carmen Iglesias solicita adscribirse al grupo de AGE.
Iglesias, que previsiblemente tomará posesión del escaño en el pleno del próximo martes, accede a la Cámara en contra del criterio de su formación, Esquerda Unida, que para el equilibrio de fuerzas en la coalición con Anova quería dejar correr la lista, una vez que el diputado de esta última formación David Fernández Calviño dejó su escaño para dedicarse a la investigación.
Tras semanas de encontronazos con la organización, Iglesias, expedientada por EU, decidió acreditarse como diputada y el pasado lunes informó de que va a solicitar adscribirse a su grupo parlamentario.
Al concluir ayer la xunta de portavoces, Beiras dijo a los periodistas que, “por mis convicciones democráticas y éticas”, y dado que Carmen Iglesias fue elegida en la lista de AGE y “no por libre”, si ella reclama su incorporación en este grupo parlamentario “no puedo actuar contra sus derechos legales”.
Xosé Manuel Beiras se extendió al explicar los motivos de la decisión, y recordó que Carmen Iglesias “conculcó” los acuerdos de la coalición y, por tanto, cometió un acto que va contra decisiones que ella “conocía perfectamente” y “de primera mano”.
Por ello, se le emplazó a que respetase los acuerdos, que establecían que si un diputado renunciaba al escaño se guardaría la proporcionalidad entre las dos fuerzas que la componen.
Esta norma, precisó, entra en contradicción con la ley, que no solo no sanciona a quien incumpla acuerdos, sino que le da el derecho a ocupar el escaño.
Ante esta situación hay un “dilema”: “acatar la ley o dejar prevalecer los acuerdos de la coalición”, reflexionó Beiras, que recordó además que el sistema electoral no establece un sistema de listas abiertas, sino que son “cerradas y bloqueadas”.
Si fuesen abiertas, señaló, se podría conocer con qué apoyos cuenta cada uno, pero al ser cerradas, no es posible saber los votos de cada integrante.
Puso como ejemplo que hay quien dice que mucha gente votó AGE “por Beiras”, pero indicó que él no lo puede decir, ya que no hay elementos que lo puedan constatar.
Por ello, lo que no se puede hacer, aseguró, es “erigirse en receptor directo de votos que no se pueden calcular”, manifestó Xosé Manuel Beiras.
Igualmente, recordó que el reglamento estipula que un diputado que accede a la Cámara con posterioridad a la sesión constitutiva cuenta con cinco días para adscribirse a un grupo.

Beiras abre la puerta a integrar en AGE a la diputada díscola de Ourense