El Depor regresa al campo de la sospecha del 0-4

14 abril 2013 / 15 abril 2013 Fútbol Liga BBVA Primera División Levante - Deportivo 0-4

 

El Deportivo regresará el viernes al campo de la sospecha, el Ciudad de Valencia, donde su última visita fue investigada por las dudas que generó el 0-4 que le endosó al Levante. Aquella contundente victoria ante el conjunto valenciano el 13 de abril de 2013 fue sospechosa de amaño y la Liga de Fútbol Profesional decidió poner lo sucedido en manos de la Fiscalía Anticorrupción.
Al Deportivo, que, como ahora, peleaba por la permanencia, le había bastado media hora para colocar un cómodo 0-3 en el marcador gracias al acierto de Juan Carlos Valerón y los portugueses Pizzi y Nélson Oliveira. Otro jugador luso, Bruno Gama, amplió la renta de los blanquiazules en los últimos minutos del partido.
De los protagonistas de aquel choque, los once que salieron al césped y los que se quedaron en el banquillo, continúan en el Deportivo Manuel Pablo y Juan Domínguez, que fueron titulares; Álex Bergantiños y el portugués Diogo Salomao, que tuvieron minutos; así como el portero argentino Germán Lux, que no participó en el encuentro.
En el Levante, siguen David Navarro, Juanfran, Rubén García y Pape Diop, que fueron titulares; y Loukas Vyntra, Pedro López y El Zhar, que no llegaron a jugar. El Deportivo, con Fernando Vázquez en el banquillo, logró salir aquella jornada (31) de los puestos de descenso, en los que llevaba desde el decimocuarto compromiso de Liga.
Vázquez había cogido las riendas del Dépor después de haber estado seis años sin equipo, y, tras reaparecido con derrotas en Sevilla (3-1) y ante el Real Madrid (1-2) un empate frente al Rayo (0-0) y otro traspié ante el Barcelona (2-0), resurgió ante el Celta de Vigo (3-1), encadenó otras dos victorias ante el Mallorca (2-3) y el Zaragoza (3-2) y, entonces, visitó al Levante.
El del Ciudad de Valencia fue el cuarto triunfo consecutivo del Deportivo y el que levantó polvareda cuando el centrocampista José Javier Barkero, que defendía la camiseta del Levante, señaló en aquel encuentro a sus compañeros Gustavo Munúa (exportero del Deportivo), Ballesteros, Juanlu y Juanfran, y la LFP inició una investigación. Días después, el jugador vasco se retractó de sus insinuaciones y pidió disculpas a sus compañeros del Levante por haberles “acusado” de “algo erróneo”.
La sobra de la duda ofendió al Deportivo y el capitán del equipo, Manuel Pablo García, llegó a pedir, incluso, que se investigara otro partido del Levante, en el que Barkero había fallado un penalti ante el Celta. Además del capitán, el entrenador blanquiazul, Fernando Vázquez, aseguró que el “deportivismo” estaba “ofendido, pero tranquilo” porque el equipo no había hecho “nada raro”. “Los deportivistas tenemos la conciencia muy tranquila. No sé cómo estará la de Barkero. Es imperdonable, por parte de un profesional, hacer esas insinuaciones que pueden hacer mucho daño gratuitamente”, declaró.
El entonces presidente del Deportivo, Augusto César Lendoiro, también levantó la voz: “Espero que Barkero se dé cuenta del lío en que nos ha metido sin beberlo ni comerlo. Estamos en boca de todo el mundo sin haber hecho nada”. Juan Carlos Valerón, ahora en Las Palmas, se mostró “alucinado” con que se hubiera relacionado al equipo coruñés con el supuesto amaño del partido ante el Levante. “La gente tiene que ser más seria y no hablar de estas cosas tan a la ligera. Nosotros no tenemos nada que ver con esto ni tendremos que ver mientras que yo esté aquí”, prometió en mayo de 2013, días antes de abandonar la disciplina del equipo en el que llevaba desde el año 2000.

El Depor regresa al campo de la sospecha del 0-4

Te puede interesar