Unos 39.000 gallegos recibirán una dosis de la vacuna en la primera fase

Una sanitaria vacuna cotra el coronavirus a una residente de la vivienda comunitaria Agarimo de Allariz | brais lorenzo
|

El conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, indicó ayer que unos 39.000 gallegos –usuarios y trabajadores de residencias– recibirán la vacuna contra el Covid-19 en esta primera fase. 

En una rueda de prensa en A Coruña, Comesaña explicó que el martes se comenzaron a poner en las diferentes áreas sanitarias las dosis de la primera remesa de la vacuna de Pfizer-BioNTech, con el remanente de la primera vacunación realizada en una residencia de Santiago el domingo.

“Estamos en fase de crucero de vacunar a la población”, detalló el conselleiro, que señaló que “este proceso depende del suministro y de que se cumpla”.

Este martes llegaron, vía Oporto, las 18.000 dosis que llegarán semanalmente a la comunidad, un día después de lo previsto tras un fallo logístico en la planta de la farmacéutica en Bélgica.

El segundo colectivo que se vacunará, expresó el conselleiro, será el de “los profesionales sanitarios de primera línea”, si bien reconoció que todavía deben delimitar este grupo y definirlo.

“Nos quedan por lo menos dos semanas mínimo para abordarlo”, aclaró sobre la segunda fase, antes de añadir que “ahora lo prioritario son los más vulnerables”.

No obstante, ayer prosiguió en toda Galicia la vacunación contra el Covid-19, que en el área de Lugo alcanzó otras siete residencias. 

Así lo explicó el gerente del área sanitaria de Lugo, Ramón Ares, que calcula que son sobre “280 o 300” personas las personas inoculadas con una primera dosis de la vacuna Pfizer, una campaña que se “desarrolla con normalidad” en la provincia.  

Asimismo, los once equipos especiales de vacunación del área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco completaron ayer la segunda jornada de la primera fase de esta campaña “sin ninguna incidencia destacada”, tras vacunar a cerca de 750 personas de distintos centros residenciales. 

Vacunación en España
Del mismo modo, la campaña prosiguió en toda España, donde se espera que los funcionarios de la Administración General del Estado reciban la vacuna a partir del mes de marzo, en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía, según confirmó la dirección general de Muface a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).   

CSIF explicó que la dirección de Muface les comunicó que la vacunación se realizará desde las comunidades autónomas, con la creación de un registro único de control y seguimiento. 

Para ello, según la CSIF, la mutualidad está en contacto con el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas “con el fin de evitar las incidencias acontecidas en la vacunación de la gripe común, así como en la aplicación de las PCR por falta de coordinación entre el sistema del mutualismo administrativo y el Sistema Nacional de Salud”.  

Protestas de Madrid
Por otro lado, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, insistió ayer al Gobierno de España en que dé a conocer los criterios del reparto de las vacunas entre las comunidades autónomas, no porque quieran “un trato de favor” para la región sino porque quieren “transparencia”.

En este sentido, subrayó desde el hospital Enfermera Isabel Zendal que “es fundamental ese ejercicio de transparencia por la relevancia que tiene”.

Unos 39.000 gallegos recibirán una dosis de la vacuna en la primera fase