Los jugadores vuelven “mucho mejor de lo que podría esperarse”

el ideal gallego-2020-05-09-032-f62e7cb4
|

Con la vuelta del Deportivo a los entrenamientos, el responsable de la puesta a punto del equipo, Manuel Pombo, evaluó el estado físico de los jugadores tras el confinamiento y aseguró que es “mucho mejor” de lo que cabía esperar.

“Los jugadores han llegado en un estado muy bueno, mucho mejor de lo que podía esperarse porque han modificado su estilo de vida. Se han comportado excepcionalmente como grandes profesionales”, explicó.

Pombo reconoció que, con la vuelta de LaLiga prevista para la segunda quincena de junio y poco más de un mes de preparación por delante, en ese periodo de tiempo “lo más importante” es administrar bien la carga de trabajo para que los “futbolistas no se lesionen”.

“Hay que ir ofertando estrés al organismo del jugador. El contenido más importante es el técnico-táctico. Invertimos en una mejora de la condición física, pero, sobre todo, en una mejora del modelo de juego”, advirtió. Pombo reconoció que “si para algo ha venido bien, dentro de lo malo de la pandemia”, el confinamiento “es para que los jugadores” que llegaron a él con lesiones musculares y con sobrecargas hayan vuelto “en perfecto estado de forma”.

En el primer día de esta especie de pretemporada, los deportivistas han “trabajado factores de pase” ya que “había jugadores que llevaban dos meses sin realizar uno” y “hay que actualizar los patrones técnico-coordinativos”.

“El estado de ánimo de los jugadores es óptimo porque todos han llegado con una capacidad de entrenar al cien por cien y disfrutar de la ciudad deportiva. Tienen la ilusión de competir al máximo para lograr la permanencia”, aseguró.

 

Cinco cambios

También valoró que a partir de ahora haya cinco cambios en los partidos en lugar de los tres actuales, dada la acumulación de encuentros hasta el final de Liga.

“Inicialmente, los cinco cambios son muy positivos para lo que significa distribuir la carga de trabajo de los jugadores. Un aspecto importante es que los jugadores notan la fatiga en la segunda parte cuando los metros por minuto van disminuyendo. Más cambios darán mayor intensidad en las segundas partes”, sostuvo.

Los jugadores vuelven “mucho mejor de lo que podría esperarse”