Diego Calvo y Javier Escribano lucharán por la presidencia del PP provincial

22 octubre 2010 / 18 noviembre 2010 página 2 / 20 noviembre 2010 página 02 / 26 noviembre 2010 pa´gina 21 (Pablo Cobián) / 23 enero 2011 página 2 (Carlos Negreira) / 31 octubre 2011 página 14 A Coruña.- El P
|

La decisión de Carlos Negreira de abandonar la presidencia del Partido Popular de A Coruña provocará el enfrentamiento en las urnas del delegado de la Xunta, Diego Calvo, y el exdiputado, Javier Escribano. Pese a que habían sonado muchos nombres para sustituir al que fuera alcalde de la ciudad, finalmente solo dos presentaron sus precandidaturas dentro del plazo exigido que se cerró a primera hora de la tarde de ayer. Poco después de darse a conocer los datos –al cierre de esta edición eran oficiosos–, Escribano invitó a su contrincante a participar en un debate para analizar sus programas.
Solo dos afiliados al PP de la provincia concurrirán a los comicios que se celebrarán el próximo 12 de marzo en el marco del decimoquinto congreso de la formación. Ni las conselleiras Ángeles Vázquez y Beatriz Mato ni tampoco el exalcalde de Santiago, Agustín Hernández, han dado el paso de apuntarse a una carrera a la que aún le quedan muchos pasos. Tan solo Diego Calvo y Javier Escribano se enfrentarán por la plaza que dejará vacante Negreira. Pero de partida uno lo hará con mayor apoyo de la masa votante que otro.
El expresidente de la Diputación y delegado de la Xunta en A Coruña, Diego Calvo, con gran conocimiento de toda la provincia por sus cargos, apuró hasta el último minuto para presentar sus credenciales. El también secretario provincial logró 1.800 firmas de afiliados de los 93 municipios cuando el mínimo establecido para ser precandidato es de 75 rúbricas.
“Después de asimilar la decisión de Carlos Negreira, y habiendo consultado a muchos compañeros, considero que es el momento de dar un paso al frente”, aseguró.
Calvo dijo sentirse “con ganas, fuerza e ilusión para continuar la renovación del partido en un momento muy necesario”. “Creo en el trabajo en equipo y estoy dispuesto a hablar con todos y cada uno de los militantes para que juntos podamos recuperar la confianza en el Partido Popular”, subrayó. 
Su opositor en este proceso previo, que se alargará hasta el 26 de febrero considerando el lapso temporal intermedio como período electoral, será el exdiputado Javier Escribano que anunció su intención de presentarse el pasado domingo. Aunque parte como menos favorito por haber entregado tan solo 126 apoyos de militantes, luchará por conseguir un 20% de los avales de los compromisarios de cara al 26 de febrero, cuando se proclamarán los candidatos. Es decir, cada uno deberá conquistar a 288 representantes para poder convertirse en candidato oficial y llegar a la cita del 12 de marzo.
“Queda mucho trabajo por hacer para convencer a los afiliados”, reconoció ayer Escribano, si bien puntualizó que las 1.800 rúbricas de su compañero “no son apoyos a un proyecto sino avales para que se pueda presentar a un proceso abierto”. 

propuesta de debate
Ante la diferencia, el candidato retó a su opositor a celebrar un debate en el que se den a conocer los proyectos de cada uno relativos a diferentes temáticas.
Escribano pretende, así, convencer a la militancia. Eso sí, lo intentará una vez que la comisión organizadora ratifique oficialmente a ambos como precandidatos. Para ello dispone de un plazo de 48 horas, aunque no tiene que agotarlo.

Diego Calvo y Javier Escribano lucharán por la presidencia del PP provincial