“El alcalde quería aplicar decretazos, no interiorizó que tiene que negociar”

Copia de El Ideal Gallego-2016-04-16-007-1acd440e
|

El PP presentó en el pleno de aprobación de los presupuestos dos enmiendas. Una con modificaciones presupuestarias por valor de más de 9 millones de euros, rechazada, y otra, apoyada por el PSOE, por 1,2 millones y que mantiene el poder del pleno para controlar las modificaciones en las cuentas, en vez de transferirle competencias a la Alcaldía como pretendía la Marea. La portavoz popular, Rosa Gallego, considera que Ferreiro quería gobernar mediante “decretazo”.

Los informes de Intervención y la Oficina Presupuestaria señalan que su enmienda hace incurrir al IMCE en un déficit de 600.000 euros, al eliminarle una transferencia desde el presupuesto municipal.
El descuadre está en el presupuesto del IMCE, que depende del Ayuntamiento. Ahora, en fase de alegaciones, habrá que corregir el presupuesto del IMCE, y no el del Ayuntamiento.

Entonces habría que eliminar partidas de gasto por 600.000 euros. ¿Quién elige cuáles?
Lo lógico es que lo haga el Gobierno, que son los que tienen que programar las actividades del IMCE. Pero plantearemos una propuesta. Hemos pedido una reunión con la concejala de Hacienda y las personas que elaboraron los informes, para explicarles las dudas sobre las enmiendas. Contemplamos presentar alegaciones, pero su sentido dependerá de este encuentro.

Al elegir lugares de los que retirar fondos, se los sacaron al IMCE y al Consorcio de Turismo. ¿Cuál es el motivo?
En cuanto al IMCE, la Marea se cansó de criticar el gasto en fiestas. Y en Turismo, el concejal del ramo, Alberto Lema, dijo en rueda de prensa que iba a bajar el gasto en un millón de euros, y solo redujo medio millón. Y, como la Marea no nos dio información sobre lo que se había gastado del presupuesto, era imposible determinar exactamente cuáles eran los fondos disponibles. Y en Turismo y en el IMCE no lo han podido gastar: no hubo fiestas, este año no hay Fórum Gastronómico, los convenios de los aviones no los va a firmar...

El Gobierno local cree que su objetivo era provocar desgaste político.
No, no. Que hagan una propuesta, y la apoyaremos en un modificativo de crédito si nos convence. Pero se supone que no necesitan este dinero.

También introducen una serie de convenios nominativos, y el interventor señala que no mencionan el objeto, por lo que no podrían darse ayudas.
También lo vamos a añadir. Cuando se aprobó nuestra moción, la intención era aprobar los convenios tal como estaban en 2014. El objetivo será exactamente el mismo.

La Marea y el BNG manifiestan que quieren otorgar las subvenciones mediante concurrencia competitiva, y les acusan de mantener ayudas a dedo a asociaciones ligadas a ustedes políticamente.
Me choca. La primera subvención nominativa es a Arquitectos sin Fronteras, de 50.000 euros. Las ayudas a las asociaciones siempre se han hecho vía convenio, es más ágil.

Enmendando las bases de ejecución, ¿buscó restringir la acción del Ayuntamiento?
En absoluto. El Gobierno municipal, por la puerta de atrás, y sin decir nada a nadie, se quiso atribuir competencias que nunca tuvo ningún alcalde. Las bases, ahora, quedan exactamente igual que estaban en 2015.

Pero este Gobierno local ya no tiene las mismas posibilidades de sacar adelante sus propuestas a pleno que el del PP; esa es la justificación para el cambio, que sería muy lento...
No es muy lento, lo que no puede ser es que el presupuesto se apruebe inicialmente en abril y ya veremos si en mayo definitivamente. El alcalde quiere aplicar decretazos, y un Gobierno en minoría tiene que negociar, todavía no lo interiorizó.  Que se encargue de la gestión, y ejecute proyectos como la renta social municipal o las reformas en los colegios. Aquí el único que tiene derecho a quejarse es el PP, el partido más votado y al único que se excluye de cualquier negociación y pacto.

Hubo una reunión en febrero.
Una única reunión en la que la concejala nos pidió que presentásemos propuestas cuantificadas y bajas de su presupuesto. Le pedimos que nos dijese lo que habían gastado, para poder hacer las bajas, pues, si no, iba a ocurrir lo que pasó. No nos dieron nunca esa información.
¿Por qué no presentaron la enmienda a las bases de ejecución hasta el mismo día en que se celebró el pleno?
No por nada, la escribí ese día. El alcalde le ha dado una importancia que a mí me sorprendió: su intención era el decretazo.

El PSOE apoyó su enmienda, pero no habló en público de las bases durante los días anteriores al pleno.
Eso es algo que yo tampoco entiendo. Si están todo el día echándose en cara que no se fían, no es entendible que, si han leído las bases de ejecución, no presentasen una enmienda. Creo que leyeron la nuestra y dijeron: “Caramba”.

Si gobernase en minoría, ¿lo haría con las bases de la Marea o con las que redactó usted?
Me imagino que las dejaría como están... En todo caso las sometería al pleno, y si no quiere delegar sus competencias en mi grupo político, quedarían como están.

No aprobó el grueso de sus modificaciones, y, sin embargo, salió del pleno sonriendo. ¿Lo considera una victoria?
A ver, sonriendo no. No es el presupuesto que me gustaría. Se han eliminado gastos con los que no estábamos de acuerdo, en la enmienda del PSOE que respaldamos, y se aprobaron los convenios, que eran nuestro caballo de batalla. Salimos satisfechos, entre comillas, porque los convenios se han garantizado.

El interventor recomienda cambiar el Reglamento Orgánico Municipal para que no ocurran problemas con las enmiendas en lo sucesivo.
Hemos hablando en alguna junta de portavoces acerca de presentar las mociones con antelación, y se podría hablar lo mismo en relación a las enmiendas. Pero el primero que incumple esto es el grupo de gobierno. Estamos pendientes de que se reformen tanto el Reglamento Orgánico municipal como el de Participación Ciudadana. Se reunió la comisión para constituirla y nunca más supimos.

¿Hubo pacto con el PSOE para las votaciones en el pleno?
No. Pensábamos que no nos iban a aprobar las enmiendas porque habría un pacto de última hora entre la Marea y el PSOE. Metimos los convenios en la enmienda de bases de ejecución para forzar al PSOE a aprobarla.

Y el PSOE retiró los convenios de su propia enmienda, compatibilizándola con la del PP. Lleva a pensar en un acuerdo.
Creo que es al revés. El PSOE vio nuestra enmienda, no se podían aprobar los convenios en las dos, y entonces decidieron quitarlos. Supongo, vamos. No hay más. 

Si ven la ciudad tan ingobernable, ¿plantean una moción de censura?
Ese tema tendría que plantearlo el PSOE, porque es quien les ha dado el Gobierno; y ya lo ha descartado. El partido más votado fue el PP, y la Marea gobierna gracias al PSOE. Ahora se ha aprobado el presupuesto, un presupuesto que es de la Marea porque votaron a favor, enmiendas incluidas, y hay que dejarles que lo ejecuten y ver hasta dónde son capaces de llegar. Pero tienen que centrarse en la gestión y dejarse de ciudades rebeldes y viajes.

“El alcalde quería aplicar decretazos, no interiorizó que tiene que negociar”