Rosberg no se conforma, Alonso sufre y Force India siente miedo

|

  La primera jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de Barhein de Fórmula Uno ha servido para comprobar que Nico Rosberg (Mercedes) no se conforma con su reciente triunfo desde la ‘pole’ en Shanghái y que al español Fernando Alonso no le va a quedar otra que sufrir en Sakhir, un circuito poco propicio para las carencias de su Ferrari.

Además, la primera jornada de pruebas en Baréin ha devuelto la seguridad al primer plano, después de que el equipo Force India renunciase a competir en la segunda sesión libre para acelerar el regreso de su personal a los hoteles y evitar así encontrarse con posibles altercados de grupos opositores a la disputa de la cuarta carrera del Mundial.

Cinco días después de firmar su primer triunfo en la Fórmula Uno, Nico Rosberg ha vuelto a ser el protagonista del Mundial al marcar en la sesión vespertina el mejor de los registros logrados el primer día de pruebas en el trazado bareiní.

Los dos pilotos de Red Bull fueron los que, también por la tarde, secundaron a Nico Rosberg, con el australiano Mark Webber por delante del alemán Sebastian Vettel. Ambos recuperan en Baréin la configuración de los escapes que Red Bull uso antes de la carrera de Shanghái.

El líder sin victorias del campeonato, el británico Lewis Hamilton (McLaren), fue el mejor en la sesión matinal, pero por la tarde tuvo que conformarse con la cuarta mejor marca, que fue también la cuarta mejor de la jornada de ayer.

Fernando Alonso confirmó ayer lo que ya vaticinó él mismo unos días antes: que en Baréin le toca sufrir para limitar al máximo los daños y ceder el menor número de puntos posible.

Rosberg no se conforma, Alonso sufre y Force India siente miedo