La Xunta destina 120 millones para elevar la competitividad del sector industrial gallego

GRA137. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13/05/2015.- El conselleiro de Economía, Francisco Conde, durante la rueda de prensa posterior al consello, esta mañana en Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira jr.
|

El Gobierno gallego dio ayer el visto bueno definitivo a la agenda de competitividad industrial de Galicia para los próximos seis años que tendrá uno de sus principales focos centrado en la financiación a las empresas.
La Xunta prevé invertir con la agenda de competitividad Galicia Industria 4.0 120 millones de euros públicos en los próximos dos años, con los que aspira a movilizar unos 500 millones de euros en el sector industrial.
De esta inversión, un tercio estará dedicada a la promoción de la fábrica inteligente, la denominada industria 4.0, para reordenar los procesos de fabricación, aumentar la competitividad, fijar el tejido industrial a la Comunidad y crear empleo.
El objetivo final de esta estrategia es aumentar el peso del sector industrial en el PIB un 6,9 por ciento hasta el año 2020, de modo que represente el 20 por ciento en ese año y también conseguir la creación de 50.000 puestos de trabajo en el sector.
El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, destacó que la agenda consta de 60 medida que están estructuradas en cinco ejes, entre los que destacan el de crecimiento e innovación, que se llevan el 70 por ciento de la inversión pública.
Se trata de la financiación de proyectos, para lo que la Xunta reserva 67 millones de euros en los próximos dos años para aumentar la competitividad de las fábricas, que evolucionen y pasen a ser inteligentes y que ganen tamaño, ya que el reducido tamaño ha sido identificada como uno de las debilidades para crecer y exportar.
Para este fin se dispondrán fondos provenientes de la línea Jeremie, del Banco Europeo de Inversiones, otros participativos, entre otros instrumentos.
En la innovación, se activará una línea de tres millones para poner en marcha proyectos demostrativos, al menos uno por sector, destinados a desarrollar tecnología específica cuyo uso se pueda hacer extensivo.
Y también un programa mixto de apoyo financiero a la innovación para la implantación de la industria 4.0 dotado con 10 millones de euros.
Otras medidas contempladas en la agenda consisten en la puesta en marcha de la oficina “Doing Business” (Haciendo Negocios) para “denunciar” barreras administrativas para la puesta en marcha de un proyecto o para hacer sugerencias.
Además, en los próximos meses se pondrá en marcha un plan de optimización logística de Galicia, señaló Conde, que insistió en que el reto de la agenda de competitividad industrial consiste en lograr un tejido moderno, competitivo.

La Xunta destina 120 millones para elevar la competitividad del sector industrial gallego