Feijóo releva a los delegados de la Xunta que se encuentran imputados

08/10/2015 Alberto Núñez Feijóo comparecerá en rolda de prensa para dar conta dos asuntos tratados na reunión do Consello. Na sala de prensa de Consell o. Foto xoán crespo POLITICA XUNTA/xoán crespo
|

El presidente del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, anunció ayer, cuatro días después de la remodelación de su Gabinete, cambios en las delegaciones de la Xunta en Vigo y Ourense, cuyos responsables hasta ahora, María José Bravo Bosch y Rogelio Martínez, estaban imputados en sendas causas.
Tras la reunión semanal del Consello de la Xunta, en el que se sentaron por primera vez los nuevos conselleiros, Feijóo intentó defender que los ceses de Bravo Bosch, imputada en la operación “Patos”, y de Rogelio Martínez, imputado en un caso de irregularidades en la gestión de fondos europeos en su etapa como alcalde de Arnoia, se formalizan “a petición propia”.
También recordó el mensaje de “renovación” que lanzó el lunes, cuando avanzó que esta no se limitaría a los puestos de primer nivel de su Gobierno, sino que habría más pasos y también cambios en las políticas con un marcado giro social.

actuaciones diferentes
Como argumento, recurrió a que ambos le trasladaron “hace tiempo” su “permanente disponibilidad” a abandonar el cargo. “Hay otras veces que no se da”, admitió, para añadir que, en vista de ello, solo se puede hablar de “cese a petición propia”. A ambos les agradeció los servicios prestados.
Sin embargo, al ser preguntado acerca de si influyó en el cese su condición de imputados, el presidente gallego matizó sus palabras y aprovechó para diferenciar su actuación de la de otras instituciones como el Ayuntamiento de Vigo, cuyo regidor, el socialista Abel Caballero, también está imputado en la operación “Patos·.
Así, apuntó que, igual que cuando se le preguntó por la situación del gobierno local de Vigo, él reivindica la “presunción de inocencia” de todos los altos cargos”, pero añadió que en la decisión de la Xunta se tuvieron en cuenta todas las variables. “Todo influye y nada en exclusiva es determinante”, sentenció.

el organigrama
En su reunión, el Ejecutivo también aprobó la estructura de los nuevos departamentos y otros cambios en el organigrama.
Feijóo defendió que la nueva estructura es “coherente” con los cuatro objetivos que perseguía la remodelación del Gobierno: “reforzar la política social, reforzar los ámbitos rural y del mar, ligar el empleo a la promoción económica y a la innovación industrial, y fortalecer el peso de la protección del medio ambiente y de la ordenación del territorio.
Además, sin entrar en la variación de gasto que supondrá con la estructura inmediatamente anterior, Feijóo defendió que este Gobierno tiene “un 10 por ciento menos de directores xerais que el de 2009” y “un 40 por ciento menos” que con el Ejecutivo bipartito.
Por otra parte, el Gobierno gallego también ha aprobado el escudo y la bandera de la entidad local menor de Pazos de Rei, en el ayuntamiento de Tui.

Feijóo releva a los delegados de la Xunta que se encuentran imputados