Cuatro Caminos podrá estrenar su kiosko cívico en el verano de 2016

Copia de El Ideal Gallego-2015-05-09-003-35630773
|

Si no hay demoras en los plazos de ejecución, el barrio de Cuatro Caminos podrá estrenar el kiosko cívico durante el verano de 2016. Esa es la previsión que baraja el Ayuntamiento y que ayer puso de relieve el concejal de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Martín Fernández Prado.
Esta nueva infraestructura social, que se construirá en la antigua cafetería Remanso, viene a dar respuesta a una de las necesidades que más tiempo lleva arrastrando el barrio de Cuatro Caminos. Ayer mismo comenzaron a instalar las vallas de obra que delimitan el perímetro y la próxima semana llegarán los operarios, que iniciarán los trabajos de reforma completa del inmueble.
El edil de Infraestructuras puntualizó que se trata de una obra “larga” porque el proyecto que se ha diseñado para este kiosko cívico “obliga a renovarlo entero”. Por ello, se espera que los trabajos duren más de un año y no sea hasta el verano de 2016  cuando los ciudadanos puedan hacer uso de estas nuevas instalaciones.
El gobierno local ha presupuestado la obra en un millón de euros, a lo que hay que sumarle el equipamiento necesario para este centro, por lo que la cuantía total, según las estimaciones, sería de 1,2 millones de euros.
El proyecto de obra propuesto para levantar esta nueva infraestructura municipal avanza un incremento “considerable” de la superficie, ya que pasará a ocupar un total de 564 metros cuadrados (23 más que ahora).
El nuevo diseño apuesta por una búsqueda de transparencia. Cuenta con una estructura prefabricada radial, en la que se colocarán superficies acristaladas que busquen, dice el proyecto “esa transparencia y un intercambio entre la ciudad y el edificio”. Todo el edificio se diseña con elementos prefabricados, que agilizan los plazos de construcción y capacidad para ser desmontable.
El proyecto busca sustituir por  completo y cambiar el uso de la edificación actual para transformarlo en un pabellón de usos del parque asociados a kiosko de música y consumo de bebidas.

trabajo pendiente
El edil de Infraestructuras recordó que esta es una “demanda histórica” de los vecinos de Cuatro Caminos y aplaudió la gestión del gobierno popular a la hora de ser capaz de dotar a la zona de esta infraestructura. Martín Fernández Prado acusó al ejecutivo local del bipartito de no haber “hecho los deberes” en materia de infraestructuras en la ciudad y recordó que ahora el PP ha tenido que hacerse cargo de cuestiones que no llevaba en su programa electoral y de “lo que otros no hicieron en muchos años”.
Prado puso otros ejemplos en esta materia como la eliminación de los tapones urbanísticos en el barrio de O Castrillón, algo que, dijo, los vecinos también llevaban décadas esperando; así como el derribo de las chabolas de Labañou.

Cuatro Caminos podrá estrenar su kiosko cívico en el verano de 2016