El equipo médico accede a retirar la alimentación artificial a Andrea

GRA411. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 05/10/2015.- Antonio Lago y Estela Ordoñez, los padres de Andrea, una niña de 12 años que sufre una enfermedad rara y degenerativa, y que pedido "una muerte digna" para su hija tras agravarse la situaci

El equipo médico de Pediatría del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) accedió a retirar la alimentación artificial a Andrea, la niña de 12 años con una enfermedad degenerativa irreversible para la cual sus padres piden una muerte digna, y será sedada en “próximas horas”, informó el abogado de la familia, Sergio Campos.
La nueva postura del equipo de Pediatría del CHUS supone que solo se le va a mantener “una mínima dosis de hidratación” para que los fármacos hagan efecto, con lo que el desenlace será cuestión de días.
“Pueden ser dos, cuatro, ocho o 38 días”, expuso el abogado acerca de la incertidumbre sobre el período que le queda a la pequeña, pero puntualizó que Andrea tendrá una muerte “dulce, un poco más fácil que la vida que ha tenido”, ya que contará con “una sedación fuerte para que la niña no sienta dolor”.

mediación
Tras una reunión en la tarde de ayer de los pediatras con los padres de la menor, el abogado de la familia Lago Ordóñez dijo desconocer la razón exacta por la cual el equipo médico “rectifica la postura inicial”, pero dijo “sospechar” que está motivada por la mediación del magistrado del Juzgado de Primera Instancia número 6 de Santiago, Roberto Soto, quien la semana pasada adoptó varias medidas en relación a este caso, como solicitar el expediente clínico completo de la menor y que esta fuese sometida a un reconocimiento forense.
Ayer mismo el juez mantuvo una reunión con los padres de la menor, en el transcurso de la cual se enteraron de que el equipo médico accedía a “cierta flexibilización” de su postura inicial –después de que el viernes los padres solicitasen en el juzgado la retirada del soporte vital–.
“La cordura se ha impuesto”, sentenció Sergio Campos, quien agradeció la gestión del juzgado, así como el trabajo de los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Galicia que reconocieron a la menor.
Tras remarcar que el servicio de Pediatría solo les hizo saber que “cambian el criterio” y “acceden a la retirada de la alimentación”, aunque no los motivos, Sergio Campos dejó claro: “Nosotros no buscamos disculpas, porque no es como para estar precisando ningún tipo de disculpa”.
“No nos sentimos especialmente agraviados, simplemente celebramos el cambio de criterio y, en principio, estamos satisfechos”, subrayó, pero añade que no sabe “qué ha pasado por la mente del equipo médico” para haber cambiado “sustancialmente su criterio”.
Junto a esto, el letrado de la familia reflexionó sobre cómo Andrea “está llamada a ser un faro de aquí en adelante para que todos los padres que tengan un proceso similar tengan un proceso en el que reflejarse y ver que el procedimiento a seguir, el más racional, el más humano y sensato, en definitiva, es este”.

El equipo médico accede a retirar la alimentación artificial a Andrea

Te puede interesar