Necesario paso al frente

|



No hay tercer lunes malo. El conjunto blanquiazul cierra la jornada de nuevo, otra vez en Riazor (en la anterior ocasión ante el Valencia) y recibe a una Real Sociedad crecida. El equipo de Eusebio Sacristán le dio un disgusto la pasada jornada al Barcelona y actualmente es sexto con 23 puntos, diez más que la escuadra herculina.
Un equipo que se ha vuelto a ver salpicado por los asuntos extradeportivos, con el ‘tema Arribas’ y su no inclusión en el once de Copa del Rey, y que no encontró en el torneo copero el consuelo que la Liga le niega cada fin de semana. Con la amenaza de la visita al Santiago Bernabéu a la vuelta de la esquina, es capital que el Deportivo sume de nuevo de tres. Queda demasiado lejos la postrera victoria ante el Sporting del pasado 1 de octubre gracias a un tanto in extremis de Babel.
El futbolista holandés se recuperó a tiempo tras superar su lesión de grado 1 en el recto anterior del cuádriceps, tras perderse el choque ante el Málaga, y podría volver hoy para ayudar en ataque. También recibió el alta Borja Valle, otro de los integrantes de la enfermería esta semana, aunque el berciano no está contando mucho para Gaizka y se ha quedado fuera de la lista.
Con la duda de si Andone estará o no de inicio, debido a unas molestias musculares que arrastra en su pierna izquierda y que le impidieron entrenarse el sábado, ante la Real podría llegar el día de Joselu. El atacante de Silleda, que ya tuvo minutos ante el Betis en la Copa del Rey, reconoció estar listo y con muchas ganas de ayudar al equipo.
Completan el ataque en las alas por la derecha Carles Gil, que se ha ganado por méritos propios un sitio en el once y por la izquierda Babel, mientras en la media punta Emre Çolak pondría la creatividad y creación en la parcela ofensiva. En la medular Guilherme y Celso Borges se perfilan como los integrantes de la sala de máquinas blanquiazul, que cierra filas con una defensa habitual: con Luisinho y Juanfran, en el lateral izquierdo y derecho, respectivamente, Albentosa y Sidnei en el centro de la zaga y Tyton bajo palos. Enfrente, un rival que solo ha ganado uno de sus últimos cinco partidos en Riazor (la última jornada del curso 2012-13, que supuso el descenso del Deportivo a Segunda y la entrada en Champions de la Real Sociedad), pero que llega en plena forma. Cuatro victorias y un empate (ante los azulgranas) avalan la trayectoria de Eusebio Sacristán con el conjunto txuri-urdin, que vive un inicio de Liga dulce. Con la única sorpresa en la convocatoria del conjunto donostiarra de la ausencia de Zurutuza, la Real llegará a a Coruña con todo su arsenal.
La principal duda será si el técnico txuri urdin dará la alternativa a Juanmi por la banda izquierda o ejercerá de inicio Oyarzabal. En la derecha, el siempre letal Carlos Vela y por Zurutuza como tercer hombre Sergio Canales. Mientras, arriba, como único punta William José, que lleva siete goles.
La formación donostiara se completará con Rulli bajo palos, formarán en una línea de cuatro Yuri, Iñigo Martínez, Navas y Carlos Martínez; en la medular Xabi Prieto e Illarramendi.
Nada de esto es excusa para que el conjunto blanquiazul logre esta noche los tres puntos en Riazor y dé una alegría a su afición. Lo contrario, supondrá que el equipo continúe en puestos de descenso. Una derrota sería, además, un golpe con quizá consecuencias más allá del aspecto deportivo. Preguntando Tino por la continuidad de Garitano si el equipo no vence a la Real este evitó pronunciarse, porque no contempla otro escenario que la victoria esta noche. El Deportivo necesita dar un paso al frente ante la Real.

Necesario paso al frente