La Policía de Arteixo vigila para evitar la ocupación de pisos en el municipio

|

La Policía Local de Arteixo está realizando inspecciones en pisos que permanecen vacíos por temor a que se registren ocupaciones ilegales como está sucediendo en la ciudad de A Coruña.

Los agentes, en coordinación con la Guardia Civil, han localizado, según indican desde la Concejalía de Seguridad, cinco edificios de viviendas que permanecen deshabitados a causa de que así lo decidió el promotor o porque todavía no están finalizados todos los detalles de la construcción.

Tras ponerse en contacto con sus respectivos propietarios, los funcionarios les ofrecieron información para evitar ocupaciones ilegales y los instaron a mantener un contacto permanente.

Las tareas de vigilancia se realizan en coordinación con agentes de la
Guardia Civil

A los residentes en inmuebles cercanos a los cinco edificios inspeccionados se les ha solicitado su colaboración para que alerten sobre ruidos o movimientos de personas en los edificios vacíos.

El concejal José María S. Novo hizo pública esta iniciativa en un acto que se celebró en la guardería municipal con el objetivo de que los más pequeños se familiaricen con la labor policial.

 

Coordinación > Como ya se mencionó anteriormente, los agentes realizan su labor en coordinación con la Guardia Civil, que periódicamente se reúne con los mandos policiales y los cargos políticos del Ayuntamiento de Arteixo, tal como se acordó en una reciente junta de seguridad.

La inspección de las viviendas vacías se integra dentro de un plan municipal con el que se ha incrementado la vigilancia policial en varias parroquias con la presencia de funcionarios que realizan patrullas a pie.

El refuerzo policial también servirá para impedir la posible invasión de viviendas abandonadas con el propósito de convertirlas en puntos de venta de droga, debido al inminente desmantelamiento definitivo del poblado coruñés de Penamoa.

“Además de la lucha contra el menudeo de droga, las patrullas policiales a pie también servirán para realizar un chequeo de las deficiencias que sufran las calles de Meicende, Pastoriza, Vilarrodís y Arteixo, que posteriormente se pondrán en conocimiento del área de servicios para solucionarlos”, señalan desde el Ayuntamiento arteixán.

 

Reordenación > El equipo de gobierno afirma que este incremento de la presencia de la policía municipal en la calle se podrá realizar gracias a medidas como la reorganización que ha afectado al servicio dependiente del concejal de Seguridad.

Tres agentes de policía que, por turnos, realizaban servicios administrativos saldrán también a reforzar el trabajo de calle, después de que el departamento de seguridad ciudadana fuese reforzado con administrativos.

Tras esta reorganización, los 32 policías municipales estarán realizando trabajo de calle durante las 24 horas, en turnos de doce policías en horario de mañana, nueve en horario de tarde y otros nueve en horario nocturno.

Asimismo, la policía municipal continuará realizando controles, para evitar el trapicheo, formados por una dotación que oscila entre los siete y los nueve agentes y de dos a cuatro guardias civiles.

 

La Policía de Arteixo vigila para evitar la ocupación de pisos en el municipio