San Agustín contará por primera vez con plazas para residentes

Los peatones y los vehículos estarán a la misma altura en esta recreación de cómo será el entorno de San Agustín
|

Patrimonio de la Xunta dio su visto bueno a la reforma del entorno del mercado de San Agustín, proyecto que viene del anterior mandato y en el que el Ayuntamiento piensa invertir 822.579 euros. Por supuesto, esto supondrá eliminar plazas de aparcamiento, para que los peatones puedan transitar con mayor libertad, pero se conservarán plazas de la ORA, de rotación forzosa de 60 minutos, como se está haciendo en el entorno de los demás mercados. El resto de las plazas se destinarán a los residentes, que llevaban tiempo reclamándolas, puesto que hay muy pocos garajes en al zona.

Cuando esté finalizada, los vehículos podrán circular por las calles que rodean al histórico edificio (Marqués de Pontejos, Pío XII, San Agustín o Juan XXIII) excepto un pequeño tramo entre el mercado y la Iglesia de San Jorge que se volverá peatonal. El resto será semipeatonal, con vehículos y peatones a la misma altura, para favorecer el tránsito de un lado a otro de la calzada. .

Existe un estudio de movilidad que apuesta por restringir el tráfico rodado en determinados horarios, pero la Concejalía que dirige Juan Díaz Villoslada todavía no va a implantar esa restricción. Además de favorecer la movilidad peatonal con un nuevo pavimento de mejor calidad y más superficie, se plantarán árboles y nuevo mobiliario urbano.

Deuda millonaria

Esta reforma permitirá poner en práctica un viejo proyecto que  se remonta a décadas atrás: la comunicación vertical entre Panaderas a la altura de su número 19 y el 28 de Pío XII y que se retrasó todos estos años en parte porque el inmueble es propiedad del obispado de Oviedo y se compró por 900.000 euros el año pasado.

El proyecto no contempla el derribo del edificio, sino que se busca instalar una escalera bajo ella con la que habilitar un paso entre ambas calles. Sería pues un paso estrictamente para peatones, a los que se les quiere dar mayor protagonismo frente a los vehículos privados y por ello también se prevé la recuperación de las paradas de autobús urbano en la calle de Panaderas, que fueron eliminadas hace algunos años. El plan es que la línea llegue desde la calle Sol hasta el mercado.

El edil de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, señaló que la propuesta, que le fue presentada a las placeras en julio en una reunión que se celebró en el propio mercado, recoge las aportaciones del colectivo, así como de vecinos y comerciantes representados por el área Obelisco. Los cortes de tráfico serán acordados con ellos más adelante.

San Agustín contará por primera vez con plazas para residentes