Los gallegos de segundo de Bachillerato y de FP volverán a clase el 25 de mayo

La conselleira de Educación, Carmen Pomar, durante la reunión telemática con las comunidades autónomas y la ministra Isabel Celaá
|

La Consellería de Educación, Universidade e Formación profesional decidió que los estudiantes de 2º de Bachillerato y del segundo curso de FP Medio y Superior vuelvan a las aulas a partir del 25 de mayo, medida incluida el plan de desescalada del Gobierno central a partir de la fase 2. 

El departamento dirigido por Carmen Pomar comunicó esta medida tras participar en el reunión de la Conferencia Sectorial de Educación, junto con la ministra Isabel Celaá y sus homólogos de las comunidades autónomas.

No obstante, no se especificó la situación para el resto de alumnos, entre los que se incluyen los menores de seis años junto con Primaria y la ESO,  cuyo regreso está condicionado a la evolución de la pandemia, según señalan fuentes de Educación consultadas por este diario.
En el encuentro, las comunidades mostraron un consenso mayoritario para que la recuperación de la actividad lectiva se limite a los cursos de fin de etapa y que implican una titulación. Esta presencialidad se retomaría mediante clases de refuerzo, de carácter voluntario y destinadas especialmente a aquellos estudiantes que afrontan las pruebas de acceso a la universidad.

Por su parte, La conselleira de Educación, Carmen pomar, reprochó la falta de un protocolo sanitario específico para el sector “a poco más de una semana de poder abrir” y pese a que el ámbito educativo “mueve millones de personas en todo el Estado”. 

Ante este reproche, Celaá se comprometió a remitir a las comunidades recomendaciones sanitarias para la reapertura de los centros y para el desarrollo de las pruebas de selectividad. 

La conselleira también solicitó al Ministerio que realice el cambio normativo que permita la acumulación de plazas de la oferta de empleo público docente de 2020 y 2021, una petición también realizada por los sindicatos educativos. Celaá no cerró la puerta y lo abordará con los servicios jurídicos, y aseguró que la solicitud “tiene cabida” en el decreto que se está tramitando. 

No obstante, el Ministerio de Educación y las comunidades no alcanzaron ayer un acuerdo para final de curso y decidieron formar un grupo de trabajo para abordar la organización escolar adaptada a la pandemia para el próximo curso, cuyos planes deben estar listos antes del verano e incluir todos los escenarios posibles.  

Así lo acordaron en una Conferencia Sectorial en la que estaba previsto tratar cómo comenzar el curso 2020-21, y en la que se ha recordado que cada comunidad autónoma es responsable de desarrollar las pruebas de acceso a la Universidad (EBAU) en “las mejores condiciones para el alumnado y el profesorado presente”.  

Para la Fase 2 de la desescalada, el Ministerio también ha señalado que las comunidades pueden organizar actividades voluntarias de apoyo y de refuerzo para los alumnos que más lo necesiten y para abrir los centros de Infantil destinados alumnos de 0 a 6 años cuyos padres deban trabajar de forma presencial.  

Ante esta medida, varias comunidades se mostraron reticentes a abrir los centros educativos para niños de 0-6 años y algunas, como la madrileña, pidieron informes sanitarios que lo avalen.

No obstante, Educación señaló que “ha habido un respaldo mayoritario” a la decisión de dar prioridad a los alumnos de finales de etapa en la Fase 2, que lo permite a partir del 25 de mayo.

Los gallegos de segundo de Bachillerato y de FP volverán a clase el 25 de mayo