Feijóo avanza la compra de 2,7 millones de test de antígenos más que empezarán a usarse por las residencias

Una trabajadora realiza una PCR en Ourense | brais lorenzo
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció la compra de un total de 3 millones de test de antígenos, de los cuales 300.000 ya se están empleando en atención primaria y urgencias, y otros 2,7 millones se empezarán a usar en las residencias.

Con estos test se seguirán realizando cribados en estos centros, según aseguró en respuesta al BNG en la sesión de control al Gobierno en el pleno del Parlamento, en la que defendió la reforma de la ley de salud de Galicia, planteada por el PP, frente a las críticas de la portavoz nacionalista, Ana Pontón, que pidió su retirada.

Núñez Feijóo acusó a Pontón de estar “en contra de preservar la salud de los gallegos” por rechazar esta normativa que “exige que una persona infectada se mantenga en casa en cuarentena” y con la que se pretende que las medidas que cumple la mayoría de la población “también las minorías las tengan que cumplir”.

Sin embargo, la portavoz nacionalista consideró que esta reforma supone tratar a los gallegos “como si fuesen sospechosos a los que hay que vigilar, sancionar y obligar a vacunarse”, por lo que le pidió que “rectifique” y la retire porque, además, cree que es una “chapuza jurídica”.

En esta línea, Pontón aseguró que el BNG ofrece “colaboración” para luchar contra la pandemia, pero exigiendo “propuestas concretas” como el incremento de rastreadores, un plan de contingencia para la vacunación frente al Covid-19, un cribado masivo en los municipios cerrados y la intervención pública de las residencias de mayores.

Por su parte, el presidente gallego reprochó a Pontón que se “contradice” por haber pedido hace unas semanas el confinamiento general de Galicia y ahora pretender que la gente pueda “incumplir” la cuarentena o salir de casa con una PCR positiva, por lo que hay “dificultades” para tomar en serio a los nacionalistas.

A su juicio, la líder del BNG no tienen ninguna “proposición seria” para hacer frente a la pandemia, más allá de oponerse a todo lo que decide la Xunta, y está llenando el Diario de Sesiones del Parlamento de “intervenciones gloriosas” como la de ayer.

“¿Se puede hacer más el ridículo?”, cuestionó en referencia a la intervención de Pontón, quien recriminó esta “falta de respeto” a su papel de oposición, al Parlamento y a los propios gallegos.

“Quien hace el ridículo será usted”, replicó a Feijóo, por presentar como una “gran solución” para la pandemia la reforma de la ley de salud y no atreverse a plantear el proyecto a través del Consello de la Xunta, sino en el Parlamento a través del PPdeG, para “eludir” los controles jurídicos que la reforma “suspendería”.

Además, destacó que los gallegos cumplen las normas y están respondiendo ante la pandemia, mientras que es la Xunta la que “está fallando” y Feijóo se dedica a “dar bofetadas” al partido nacionalista que está “tendiendo la mano con propuestas concretas”.

Núñez Feijóo destacó que la ocupación de camas UCI y hospitalarias en Galicia es la mitad de la medida estatal, por lo que algo se estará “haciendo bien” y la Xunta “no se equivoca siempre”.

Asimismo, preguntó a Pontón cuál es el comité de expertos de su partido porque “igual los necesita el Gobierno de Sánchez”.

Al tiempo, recordó que los presupuestos de la Xunta para 2021 reservan 4.600 millones para la sanidad pública, siendo “los más ambiciosos de la historia de la comunidad” para este ámbito.

Además, Feijóo replicó a las críticas sobre el “fiasco” de la campaña de la gripe recordando que, pese a que se compraron 200.000 dosis más, se vacunaron un 38% más de gallegos que en el ejercicio anterior.

Feijóo avanza la compra de 2,7 millones de test de antígenos más que empezarán a usarse por las residencias