La Audiencia Nacional confirma la fianza civil de 7,02 millones para un exdirectivo de NCG

Una mujer pasa por delante de una oficina de Novagalicia Banco. EFE/Archivo
|

En un auto, la Sección Segunda de la Sala de lo Penal rechaza el recurso contra la fianza interpuesto por el ex director general adjunto de NCG, imputado por administración desleal y apropiación indebida por las supuestas irregularidades en la indemnización millonaria que cobró por dejar la entidad.

La fianza de García de Paredes es la más alta de las dictadas contra los imputados en el caso por el juez Ismael Moreno y el exdirectivo la recurrió en base a que, de los 5,26 millones que cobró de indemnización, unos 2,4 millones corresponden a la retención fiscal que aplicó la Agencia Tributaria y que nunca llegó a percibir.

La sala recuerda que fijó la fianza en base a un informe de la Agencia Tributaria en el que se decía que debía devolver 5,1 millones correspondientes a salarios entre julio de 2012 y enero de 2025 que no tenía que haber cobrado anticipadamente, así como 100.000 euros de una "compensación bruta especial" que no tenía el visto bueno del Banco de España.

A esas dos cantidades, el juez le sumó el tercio que establece la ley, unas cifras que constituyen la fianza y que la sala avala ahora.

García de Paredes también alegó en su recurso la declaración como testigo del ex presidente ejecutivo de Novacaixagalicia Banco José María Castellano, quien dijo al juez que en este caso no existen perjudicados y que por tanto "nada hay que afianzar", así como que el Banco de España tuvo conocimiento del contenido de su contrato y su eventual extinción.

La Sección Segunda cree en cambio que la fianza civil es adecuada, dado que hay "indicios" de criminalidad contra el exdirectivo y que ninguna de las actuaciones llevadas a cabo hasta el momento los ha desvirtuado.

Para la sección, aún se sostienen las sospechas de que los querellados procedieron "con abuso de las funciones de su cargo y pleno conocimiento de la dificilísima situación económica por la que atravesaba la entidad crediticia, a disponer fraudulentamente de bienes de la misma".

Todo ello lo hicieron, añade, "ocultando al Consejo de Administración y al Banco de España el importe de sus prejubilaciones, a las cuales en parte no tenían derecho, todo ello en menoscabo de la entidad crediticia que administraban y el FROB".

Para el juez instructor, los querellados acordaron mejorar sus contratos "en su propio beneficio y para asegurar sus intereses personales y preparar su previsible salida de la entidad", fruto de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova.

El pasado 6 de noviembre, Moreno impuso a Javier García de Paredes, José Luis Pego, Gregorio Gorriarán y Óscar Rodríguez Estrada unas fianzas que suman un total de 10,5 millones y que corresponden a los importes que la Fiscalía Anticorrupción les ha pedido que devuelvan (un total de 7,87 millones), más el tercio de esa cantidad que fija la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

La Audiencia Nacional confirma la fianza civil de 7,02 millones para un exdirectivo de NCG