Sanidade repartirá cerca de 82.000 vacunas contra la gripe en los centros coruñeses

Una mujer recibe una vacuna contra el virus de la gripe. EFE/Archivo
|

A las personas mayores y el personal sanitario. A ellos especialmente se dirige la campaña de vacunación que comienza el Sergas y que durará hasta el 20 de diciembre con la repartición de 82.000 dosis en la ciudad. El objetivo de este año, donde calculan que la gripe se manifestará a finales de diciembre o principio del mes de enero, será aumentar el porcentaje de inyecciones.
En concreto, el servicio pretende incrementar el 65% de los gallegos registrados el año pasado mayores de 65 años y el 35% del personal sanitario que pedía cita en 2012. El jefe del Servizo de Epidemioloxía del Chuac, Manuel Porto, explicaba que el virus será suave y similar al de hace un invierno y que en todo caso no atacará hasta bien pasados los dos meses, por lo que no es necesario vacunarse en la primera semana. A su vez, el experto situaba el pico más alto de infectados por el virus entre los meses de enero y febrero.
Recordaba el especialista que su tipología muta todos los años, por lo que su efectividad solo tiene una duración anual y de nada sirve haber sido inoculado hace un año. Además de los mayores de 65 años, el Sergas aconseja esta medida preventiva a grupos de riesgo al que pertenecen las personas que están en contacto con mayores, los cuidadores de residencias y sanitarios.
El principal objetivo es reducir las muertes asociadas a la gripe y los costes sanitarios que implica el tratamiento contra esta enfermedad tan común.
En la provincia de A Coruña, 361 centros inyectarán dosis de forma gratuita, de los que 176 son públicos y 185, privados. Los interesados en vacunarse podrán pedir cita previa de forma física, por teléfono o por internet. De no pertenecer a un grupo de riesgo, Porto recomienda acudir al centro para exponer su caso y recibir así una información personalizada.
En cuanto a la concienciación, el médico señalaba que son los mayores de 75 los que más preocupación tienen por ser contagiados con el virus. Del personal sanitario, los de atención primaria, y en concreto, las enfermeras están más sensibles ante las consecuencias de portar la gripe en un trabajo donde están en contacto con personas de riesgo. n

Sanidade repartirá cerca de 82.000 vacunas contra la gripe en los centros coruñeses