Avistado en Galicia un cohete ruso que se desintegró al volver de la EEI

cohete 1_21533390
|

Un cohete ruso que se desintegró al volver a entrar en la atmósfera tras llevar material a la estación espacial fue avistado en la madrugada de ayer desde distintos puntos de Galicia en los que el cielo estaba despejado. Uno de los testigos del suceso fue Borja Nuñel, que se había levantado de madrugada para dirigirse a su trabajo de vigilante de seguridad y se hallaba en Bens cuando vio lo que le pareció una “estrella brillante”. Se detuvo en la cuneta y grabó con su móvil el brillante bólido que iluminaba el cielo nocturno. “Fue espectacular”.

Según informó el catedrático de Astronomía de la Universidade de Santiago de Compostela y director del Observatorio Ramón Aller, Ramón do Cobo, se trata de la reentrada a la atmósfera de un cohete Soyuz que había sido enviado la pasada semana desde Kazajistán con suministro para la Estación Espacial Internacional.

El catedrático detalló que el episodio se pudo observar a las 06.45 de ayer desde las localidades gallegas en las que el cielo estaba despejado. “En A Coruña se vio pasar desde el nordeste hasta el suroeste, hacia el océano.

Según indicó, este tipo de cohetes quedan a la deriva una vez que completan su misión y “poco a poco van bajando” hasta que se destruyen en el momento en el que se acercan a las capas bajas de la atmósfera, como ocurrió.

Docobo explicó también que este tipo de avistamientos “no son habituales” en Galicia y, de hecho, el último caso similar de reentrada de cohetes se produjo en septiembre del 2001.

El experto precisó que aunque “estaba en previsión” la posible reentrada de este Soyuz, “este tipo de fenómenos” se caracterizan por tener “una cierta incertidumbre” en la posición de caída.

“Igual que se vio aquí, podía haberse producido más hacia el océano y, en ese caso, ya no se vería”, señala Docobo, que recuerda que normalmente se programa para que “caigan hacia los océanos”. En cualquier caso, el catedrático señaló que este tipo de sucesos no suelen implicar “peligro” toda vez que los cohetes se realizan de un material que se destruya con el contacto en la atmósfera pero reconoce que sí hubo casos en el que el “material era muy pesado” y llegaron trozos a tierra.

 

Inquietud

Varias personas difundieron a través de las redes sociales imágenes de un destello que atravesó el cielo coruñés y que parecía “un meteorito”, aunque después trascendió que se trataba del cohete. En el video de Borja Nuñel, que se hizo viral, se ve una luz naranja a gran velocidad grabada a las 06:45 horas desde el Monte San Pedro.

Por la mañana, muchos usuarios comentaron haber visto el supuesto cuerpo celeste que sobrevolaba el cielo de la ciudad y que parecía un meteorito, aunque Meteogalicia apuntó a la posibilidad de que se tratase de un trozo del cohete ruso Soyuz. El pasado sábado, el carguero espacial Progress MS-14, tras acoplarse con éxito a la Estación Espacial Internacional (EEI), estableció un nuevo récord por la rapidez de su vuelo hasta la estación. El carguero era esperado en la estación por los cosmonautas rusos Anatoli Ivanishin e Iván Vágner, y el astronauta de la NASA Chirstopher Cassidy. Rusia lanzó el Progress MS-14 con el cohete portador Soyuz-2.1a, con unas dos toneladas de carga para la tripulación de la EEI.

Avistado en Galicia un cohete ruso que se desintegró al volver de la EEI