Los lectores más acérrimos de la ciudad recibirán mañana un premio

|

El Ayuntamiento quiere honrar a los buenos lectores de la ciudad y para ello ha consultado la base de datos de las bibliotecas municipales. Aquellos usuarios más activos y que hayan retirado más libros en el último año se llevarán un regalo del gobierno municipal. En concreto, la Concejalía de Cultura ha establecido tres categorías: adulto, infantil y juvenil, y según cada una de ellas los regalos serán diferentes. Entre ellos hay lotes de libros, entradas para conciertos y pases para los Museos Científicos.

Este acto está enmarcado en el programa del Día Internacional del Libro cuyos actividades principales comenzaron ayer, a pesar de que la fiesta de los libreros coruñeses en Méndez Núñez comenzó el jueves. Todavía son muchos los que confunden esta feria, exclusiva de los locales de la ciudad, con la de agosto, en la que vienen librerías de otras localidades, eso sí, esta también cuenta con descuentos.

Los libreros coruñeses celebran estos días su particular feria en los jardines de Méndez Núñez

El presidente de la agrupación, Juan Carlos Sanmiguel, admite que este año, por culpa de la crisis, cuentan con menos presupuesto, pero asegura que tratan de “suplir la falta de dinero por ingenio”. Así, además de las clásicas casetas en los jardines se organizarán diferentes actos hasta el lunes para atraer la atención de los lectores. Ayer lo tenían especialmente difícil, esta oferta cultural debía competir con el ciclo de jazz en el Palacio de la Ópera y con el partido de fútbol de ayer. Pese a ello, el grupo S2, Sinestesia de Segundo Grado, recreó a la misma hora textos poéticos de una forma diferente, con las guitarras de Manu Conde y Juan Vázquez y el contrabajo de Simón García. La palabra la ponía el escritor Pedro Ramos.

Pero antes, ya se había producido un duelo verbal entre Eduardo Estévez y Berta Roca y una sesión de firmas de obras en la caseta de Alita Comics, que cumple diez años. El portavoz del sector es su propietario y se siente orgulloso de “resistir ahí, solo vendiendo comics”.

Por la mañana, los participante en el taller de escritura de las bibliotecas infantiles y juveniles celebraban esta fecha con un recital poético en el que los participantes, la mayoría por primera vez, compartieron sus textos con las personas que se acercaron al lugar.

 

Día grande > Sin duda la jornada grande será mañana, coincidiendo con el Día Internacional del Libro. El acto central será la lectura pública en el Obelisco de todo tipo de textos, desde un libro hasta un prospecto y es que lo importante es leer todos juntos en alto durante cinco minutos. Con la iniciativa “Todos a una: leyendo juntos” se quiere crear un gran coro lector que demuestre que la lectura es algo atractivo, necesario y divertido, que cura y ayuda. Los que quieran participar deben presentarse en el Obelisco a las 19.00 horas con algo para leer y simplemente dejarse llevar.

En años anteriores la convocatoria convocó a más de 200 personas –entre ellas figuras destacadas de la cultura– que, según el portavoz de los libreros, tras la lectura tiraban sus ejemplares al aire emocionados. “A modo de graduación”, asegura Sanmiguel, que espera el mismo éxito para este año. Después, será cuando se proceda a la entrega de premios del Ayuntamiento.

Y por supuesto continuarán abiertas las casetas en los jardines todo el día. El organizador destaca la variedad de la oferta coruñesa. Considera que los establecimientos no compiten directamente entre sí al existir variedad entre los establecimientos de literatura general y los especializados en viajes, comics... Parece que no solo los productos, sino también los propietarios se complementan, mañana la asociación de libreros organiza una comida de confraternización para celebrar la que es su fiesta y la de todos los lectores.

 

Los lectores más acérrimos de la ciudad recibirán mañana un premio